Salud privada, un buen negocio
“Fuera de San José, tenemos locaciones en Heredia, Guanacaste y Playa Herradura, donde ofrecemos consulta externa, farmacia y servicios ambulatorios, el resultado ha sido excelente”, dijo Bernal Aragón, director general del hospital Clínica Bíblica. Archivo/La República
Enviar

Hospitales crecen en construcción, servicios y tecnología

Salud privada, un buen negocio

Las filas y esperas del Seguro Social les han abierto las puertas

Aunque no toda la población tiene acceso a ella, lo cierto es que para algunos la medicina privada sí ha resuelto problemas de salud.
Quien tiene el dinero, no espera meses para que un especialista lo atienda.

201303262213340.n11.jpg
Las largas filas y esperas en el Seguro Social se han encargado de hacer más fácil y rentable el camino de los hospitales privados.
Y para muestra un botón, el Hospital Clínica Bíblica inició sus operaciones en 1929 con un edificio de 1.200 metros cuadrados, hoy sus inmuebles suman más de 70 mil metros cuadrados.
Con una inversión superior a $15 millones, inauguró el año pasado un parqueo de cuatro pisos para 640 automóviles.
También construyó un helipuerto con capacidad para recibir tres aeronaves, tanto de día como de noche.
Además, su crecimiento no se quedó en San José, también tiene edificios en Heredia, Guanacaste y Playa Herradura, en Puntarenas.
Por su parte, el Hospital Metropolitano comenzó a funcionar en 2010 y en solo tres años ha crecido en 8 mil metros cuadrados.
De igual manera, sus autoridades pronto detectaron que una sede no era suficiente y la cobija daba para más, ahora también atiende en Tibás y Heredia.
“Nuestros servicios deben estar justo donde la gente nos necesita y por ello la apertura ha sido muy ventajosa tanto para los pacientes, como para los colegas médicos y por supuesto para el hospital”, dijo Roberto Herrera, director médico del Hospital Metropolitano.
El crecimiento del negocio de la salud privada no se limita al Valle Central, pues Guanacaste está atrayendo importantes inversiones. Para nadie es un secreto que esa provincia representa un mercado permanente de turismo.
Con una inversión de más de $5 millones, este mes abrió sus puertas el Hospital Clínico San Rafael Arcángel, generando más de 60 empleos directos en esa provincia.
Cuenta con un moderno edificio, en el centro de la ciudad de Liberia, tiene servicio de hospitalización, emergencias las 24 horas, cuidados intermedios, partos y salas de cirugía de última tecnología.
El hospital nació para responder a la creciente demanda de servicios médicos de calidad y resolución quirúrgica a nivel privado en Guanacaste, explicaron sus fundadores.
Este proyecto busca brindar atención médica a pacientes extranjeros, pero principalmente a los locales. Su área de atracción está formada por más de 400 mil personas, ubicadas a lo largo de la provincia de Guanacaste y otras regiones como Upala, Puntarenas y hasta el sur de Nicaragua.
Pero el interés por invertir en la salud privada en Guanacaste tuvo otros interesados antes. CIMA Guanacaste y la Clínica Bíblica han encontrado en esa provincia muy buena respuesta.
El Hospital CIMA inauguró a mediados del año pasado en Carrillo, Guanacaste, un moderno centro médico que brinda sus servicios a miles de guanacastecos y turistas.
La inversión inicial fue de casi $12 millones. Este es el segundo Hospital CIMA del país, el primero fue CIMA San José, el cual tiene 13 años de operar en Escazú.
La Bíblica también continuó el proceso de ir más allá de San José y ofrece a los pacientes guanacastecos consulta externa, farmacia y servicios ambulatorios. “El resultado de la apertura fuera de la capital ha sido excelente”, dijo Bernal Aragón, director general de este centro médico.

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios