Enviar
Magistrados acudirán a investigar caso en el propio lugar de los hechos, por primera vez en 20 años de existencia
Sala IV visitará mina Crucitas
Análisis se realizaría en setiembre y se efectuaría una audiencia pública

Por primera vez desde su creación hace 20 años los magistrados de la Sala IV saldrán de sus oficinas en San José para resolver un recurso de amparo.
Se trata del caso de la mina Crucitas, en el cual se debe determinar si es de interés nacional o no la extracción de oro.
Para dar un fallo, los magistrados consideran que lo más conveniente es desplazarse hasta la localidad de Crucitas de Cutris, en San Carlos, en donde se ubican los yacimientos.
La complejidad del caso, así como la cantidad de documentos, son los principales factores que motivan la inspección.
“El Tribunal va a tener que desplazarse hasta allá para hacer una inspección, eso requiere tiempo, es un expediente que no se estudia tan fácilmente, si uno quiere sacar una resolución responsable tiene que sacar el tiempo para estudiar los documentos y estar ahí”, dijo Ana Victoria Calzada, presidenta de la Sala IV.
Los magistrados tienen previsto realizar la visita en setiembre, en donde se inspeccionará la mina y los efectos que ocasiona en el ambiente.
Asimismo, pretenden realizar una audiencia pública sobre el tema.
Una vez realizada la inspección, la Sala IV estima que una semana después dará a conocer el fallo.
La problemática sobre este caso se dio el 17 de octubre del año pasado cuando el Gobierno y el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones avalaron la conformación de tajos en la mina Crucitas mediante un decreto de interés.
Esta decisión no fue bien recibida por los grupos ambientalistas, quienes pidieron una revocatoria del decreto y presentaron por cuarta ocasión un recurso de amparo, para paralizar las obras.
Además, el aval del Ejecutivo incidió para que el Ministerio Público abriera un expediente a Oscar Arias, presidente de la República, y Roberto Dobles, en su momento ministro de Ambiente, por el presunto delito de prevaricato.
Esto debido a que supuestamente no tomaron en cuenta una resolución de la Sala IV que impide la tala de árboles de almendro amarillo, al estar en peligro de extinción.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios