Enviar
Medvédev y Castro confirman mayor auge de relaciones desde caída soviética
Rusia extrema relación con Cuba

• Gobernantes analizan nuevos proyectos de cooperación sobre transporte, energía, comunicaciones, educación, industria farmacéutica, biotecnología y turismo

La Habana
EFE

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, se reunió ayer en La Habana con su colega cubano, general Raúl Castro, para confirmar un incremento de las relaciones bilaterales hasta un nivel sin precedente desde que Cuba era el principal aliado de la Unión Soviética en América.
La visita de Medvédev al país latinoamericano más crítico con Estados Unidos se produce en momentos en que las relaciones de Washington y Moscú están, por el contrario, en su menor nivel en muchos lustros.
En la agenda oficial no figura una entrevista de Medvédev con el convaleciente líder cubano, Fidel Castro, pero no se descarta porque tampoco estaba anotada en ocasiones anteriores en las que visitaron la isla gobernantes extranjeros que finalmente se reunieron con el ex presidente.
El mandatario ruso acabará en la capital cubana su primera gira latinoamericana, que lo llevó también a Perú, Brasil y Venezuela desde el viernes de la semana pasada.
Es la cuarta visita oficial de un líder del Kremlin a Cuba, tras los viajes de Leonidas Breznev en 1974, Mijail Gorbachov en 1989 y Vladimir Putin en 2000.
Pero será la primera vez que un mandatario ruso negocie en la isla con una figura distinta a Fidel Castro, quien dejó la Presidencia el 24 de febrero pasado por razones de salud, y que en tiempos de la Unión Soviética fue su principal aliado en América Latina.
El viceprimer ministro ruso, Igor Sechin, ha hecho entre julio y noviembre cuatro viajes a Cuba -incluido el actual con Mdvédev-, para entrevistarse con Raúl Castro y encabezar la firma de acuerdos en numerosas áreas.
El pasado 8 de noviembre se suscribió un crédito ruso de $20 millones, como parte de diez acuerdos sobre las industrias del níquel y automotriz, el petróleo y el suministro de trigo a la isla.
Según medios oficiales cubanos, que califican de “excelentes” las relaciones bilaterales, se analizan nuevos proyectos de cooperación sobre transporte, energía, comunicaciones, educación, industria farmacéutica, biotecnología y turismo.
En 2007 el intercambio comercial cubano-ruso sumó $360 millones y fuentes oficiales calculan que llegará a 400 millones este año.
Diplomáticos rusos en La Habana dijeron a la agencia Efe que hay proyectos para que empresas petroleras de ese país participen en la perforación en aguas profundas cubanas del Golfo de México.
Las mismas fuentes aseguraron que los asuntos prioritarios de Moscú en Cuba y Latinoamérica son comerciales y políticos, no militares, a pesar de las actuales maniobras de buques de guerra rusos en el Caribe y de los rumores que han corrido al respecto en los últimos meses.
Antes de tomar el vuelo a La Habana, Medvédev y el presidente venezolano, Hugo Chávez, visitaron el destructor ruso “Almirante Chabanenko” en el puerto de La Guaira, a unos 30 kilómetros de Caracas.
Ver comentarios