Robótica con la mira en servicios
Este robot volador diseñado por Arcos Lab de la UCR, puede realizar tomas aéreas en sitios de difícil acceso sin ser manipulado por control remoto, explican Federico Ruiz y Alexis Maldonado, especialistas en robótica. Marco Monge/ La República
Enviar

Cumplimos en educación, pero fallamos en infraestructura

Robótica con la mira en servicios

Su desarrollo estará enfocado en actividades humanas y no industriales

El país busca ser pionero en las tecnologías robóticas con aplicaciones en servicios, y no en la industria como ha sido la costumbre en naciones industrializadas.

201304032245590.n11.jpg
Ayer se celebró el Día de la Robótica en la UCR. El estudiante de octavo nivel del Colegio Técnico Profesional de San Carlos, Jairo Rodríguez, participó junto a varios compañeros en los talleres impartidos por profesionales de este tema.
El objetivo del plan liderado por la Universidad de Costa Rica es diseñar robots facilitadores de trabajo en zonas incómodas, riesgosas o incluso tediosas para el ser humano, siendo una industria de robots asistentes o robótica cognitiva que es el futuro de la industria.
Sin embargo, no contamos con laboratorios especializados. Aun cuando cumplimos en educación, fallamos en infraestructura y se necesita mayor financiamiento pues la industria es casi inexistente.
“Afuera es lo que se está de moda, es una oportunidad para el país, ya que tenemos las herramientas, el material humano y el potencial para ser pioneros en este tipo de robótica”, explica Federico Ruiz, director del Laboratorio Arcos de la Universidad de Costa Rica, inaugurado hace un año.
Este es el primero especializado y experimenta con robots de nuevas capacidades, con los mejores sistemas y soluciones que se utilizan en el mundo, pero a una escala muy pequeña por la falta de financiamiento e infraestructura.
Los estudiantes de ingeniería eléctrica de la UCR realizan construcciones de robots con las capacidades más avanzadas, donde se pueden desarrollar unos que ayuden a cuidar enfermos, asistir en cirugías, a personas con discapacidades o incluso realizar mediciones en sitios peligrosos, entre otras opciones.
“Es una oportunidad para Costa Rica, en Alemania —donde trabajo— se dan muchas posibilidades para la investigación, está claro que es una tecnología que tiene mucho por avanzar, pero se puede conseguir con ayuda de los gobiernos. Los robots son parte importante de cualquier automatización, son el futuro”, explicó Alexis Maldonado, investigador de la universidad de Bremen, en Alemania, invitado por la UCR a los eventos realizados ayer como parte del Día de la Robótica.
Es un tema que sin duda gana importancia en el país, y para este año, todos los colegios técnicos incluyeron un módulo obligatorio de robótica en sus programas.
Desde hace 18 años, el país inició programas educativos en el campo de la tecnología especialmente entre niños y jóvenes de colegio, algo que hoy da frutos al tener más de mil graduados por año en ingenierías, tecnologías de información y otras especialidades ligadas al tema de la robótica.
“Eso es un hito de mucha importancia, y ahora estamos viendo resultados. Los estudiantes llegarán a las universidades con verdaderos conocimientos en este campo”, explicó Ana Lourdes Acuña, coordinadora de la Unidad de Robótica de la Fundación Omar Dengo.
La Fundación tiene laboratorios en más de 20 centros en el país, y este año espera alcanzar los 40 sitios de enseñanza.
En 2012, un total de 5.590 estudiantes concluyeron los cursos de robótica del Programa Nacional de Informática Educativa.
201304032245590.n111.jpg
“Es difícil pero no imposible, cada laboratorio de robótica tiene un costo aproximado de $20 mil sin contar el equipo de cómputo, se necesita mucho apoyo, porque ganas y conocimiento sí los hay”, indicó Acuña.
Sin embargo el país tiene retos importantes por realizar en especial en temas de infraestructura para el desarrollo de la industria.
Incluso falta certeza en el aprovechamiento que se pueda dar a los proyectos de robótica que concluyeron exitosamente, pues existe ignorancia respecto a la cantidad de empresas y casos de éxito, resultado de la experimentación con esta tecnología ya realizada en el país.
“Las dificultades claro que tienen que ver con la parte de financiamiento principalmente, yo estudié cinco años en Alemania y allá eso nunca fue un problema, aquí debemos tener claro el horizonte y saber el gran provecho que se le puede sacar a la robótica como industria en el área de servicios para la economía”, añadió Ruiz.
 

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios