Revolución  reproductiva
Enviar

Gente adinerada tendrá acceso a procedimientos: Cómo funcionan

Revolución  reproductiva

Crecerá nuevo negocio para médicos

La forma en que tenemos los niños está a punto de cambiar.
Suponiendo que la Caja en algún momento solucione sus problemas financieros, la reproducción artificial estará disponible para todos los costarricenses.


Por ahora, al menos las personas con los recursos económicos adecuados, tendrán acceso a estos procedimientos.
Además, la economía recibirá un impulso, mientras los médicos privados comienzan a ofrecer los servicios, que ayudan a las parejas infértiles para reproducirse.
El acceso a la reproducción artificial por cierto creará nuevos retos.
Por otro lado, muchos costarricenses podrán realizar su sueño de tener un bebé, tan pronto como la Asamblea apruebe nuevas leyes, que se espera dentro de unos meses, tras la decisión del año pasado de la Corte Internacional de Derechos Humanos, que obliga al país a permitir el acceso a estos procedimientos.
201304261513220.recuadro 2.jpg
En lo que a los nuevos negocios se refiere, actualmente, hay solo 14 médicos capacitados para realizar el tratamiento en el país, pues la mayoría de las clínicas no cuenta con las instalaciones ni el conocimiento especializado, según documentos del Colegio de Médicos.
Por otro lado, el Colegio ya ha creado una comisión de reproducción humana, con varios especialistas desde los ginecólogos y obstetras, hasta los abogados, para analizar la forma de atender a la futura demanda de las personas infértiles con recursos económicos adecuados, que por primera vez tendrán acceso a las tecnologías de la reproducción artificial mediante la medicina privada en Costa Rica.
Bajo las reglas actuales, los costarricenses que necesitan la reproducción artificial, deben viajar a otros países, pagando no solo para el procedimiento, sino también para viaje, alojamiento y comida.
Por su parte, la Caja tiene poco dinero para ofrecer los servicios de reproducción artificial, que son caros.
La fertilización in vitro a menudo cuesta $5 mil.
201304261513220.Recuadro 1.jpg
Por lo menos hasta que las finanzas públicas mejoren, las parejas pobres que van a la Caja, podrían pasar años de espera para recibir el tratamiento.
“Estamos iniciando con el proceso de analizar los costos que esto representará para la institución, no tenemos un dato aún, pues debemos pensar en ampliación de servicios, remodelaciones, equipo, y capacitación al personal”, dijo Ileana Balmaceda, presidenta de la Caja.
Bajo las nuevas reglas, los costarricenses podrán utilizar diversas técnicas de reproducción artificial.
El procedimiento más conocido es el de la fertilización in vitro, en el que los médicos combinan el esperma del hombre con óvulos de la mujer en un laboratorio, y luego insertan el óvulo fecundado en el útero.
El niño en este caso nace normalmente, y crece en la misma forma que un bebé, nacido a través de la concepción convencional.
Dependiendo de su estado de salud, una pareja además puede tener bebés, usando uno de otros tres métodos.
Si el hombre es estéril, la mujer podría quedarse embarazada por la inseminación artificial, usando el esperma donado por otro hombre.
En el caso de una mujer con óvulos infértiles, otra mujer puede donar un huevo, que se combina con el esperma del hombre, y se inserta en el útero de la mujer, que se queda embarazada.
Si una mujer no puede dar a luz, el hombre puede embarazar a otra mujer, que le entrega el niño a la pareja, tan pronto como él o ella nace.
201304261513220.Recuadro 3.jpg
El riesgo es que la madre biológica, se apegue al bebé durante el embarazo, y se niegue a entregarlo al nacer.
En este caso, la pareja debe reiniciar todo el procedimiento.
También podría perder el dinero que pagaron a la madre sustituta, a cambio de pasar por el embarazo.
Cada una de estas técnicas además presenta otros retos, incluida la fuente del material genético.
Por eso, sería importante asegurar que la gente que las aproveche, les consulte únicamente a los médicos de confianza.
Históricamente, la cuestión de la reproducción artificial en Costa Rica ha sido motivo de controversia, incluso por el tema de los derechos de los niños.
“El derecho a la vida no se cuestiona, nos hemos opuesto ante este proyecto, pues debemos pensar en proteger los derechos de esos niños que aún no nacen, debemos analizar si hay que irrespetar la vida para asegurar los derechos de otros”, indicó,  Luis Fernando Calvo, presidente de la Asociación por la Vida.
Sin embargo, sería posible resolver esta duda en el caso de la incubación in vitro, al implantar todos los óvulos fertilizados, utilizados en el procedimiento.
De este modo, no quedaría ningún óvulo adicional, con posibilidad de vida, que luego se destruya.
Durante varios años, las parejas infértiles presionaron en vano para una nueva ley, que les permita utilizar estos procedimientos.
Sin embargo, en julio de 2011 se llevaron su caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que en noviembre del año pasado, obligó a Costa Rica a cambiar sus reglas.
Actualmente, la Asamblea está alistando un proyecto de ley, que permitirá el acceso a la reproducción artificial.

Angie Calvo
[email protected]


Ver comentarios