Enviar
• Las fluctuaciones del tipo de cambio que se vislumbran han puesto de nuevo sobre el tapete los seguros contra el riesgo cambiario
Revive interés por los derivados

• Empresa ASM Consultores de Riesgo y Banco BCT anunciaron productos para mitigar el peligro
• Reforma al sistema de bandas habría generado pérdidas de hasta un 12% a algunas empresas

Wilmer Murillo
[email protected]  

Desde la implementación del modelo de bandas en octubre de 2006, los empresarios y especialmente los exportadores se habían mantenido desprevenidos pensando que tal vez nada les iba a ocurrir.
Sin embargo, el Banco Central sacó hace pocos días del sopor a los empresarios, cuando modificó el esquema y se hizo evidente que la volatilidad del precio del dólar es la nueva realidad con la que deberán de vivir de ahora en adelante.
El gran interés de los empresarios por este tema se puso de manifiesto durante un seminario celebrado este sábado, al que acudieron en masa para enterarse del funcionamiento de los seguros contra el riesgo cambiario.
Conocidos algunos como contratos de diferencia, estos seguros podrían ponerse de moda pues los agentes económicos sienten la necesidad de protegerse de posibles pérdidas.
Los seguros aún no arrancaban, a pesar de que la Bolsa Nacional de Valores autorizó los nuevos instrumentos de protección de los importadores y exportadores, acreedores y deudores en dólares de los riesgos cambiarios.
“La gente sabía que algo iba a ocurrir pero estaba esperando a que se aclarasen los nublados del día, pero el sol salió de pronto quemando a muchas empresas”, dijo Mark Sandoval, de la empresa ASM Consutores de Riesgo.
La reforma al sistema de bandas que hizo el Banco Central la impactó en forma excesiva a algunas empresas reduciendo hasta un 12% su nivel de ingresos. “Para empresas que operan con márgenes de utilidad del 5% o el 10% la pérdida será significativa, dijo Sandoval.
A juicio de expertos el hecho de haber permanecido durante 20 años “amarrados” a las minidevaluaciones ha impedido una mejor preparación para lo que viene, según externó Eddy Rodríguez, intendente de la Superintendecia General de Valores (Sugeval).
El seminario sirvió para analizar la situación del tipo de cambio del dólar y sus repercusiones en el sector empresarial, básicamente cuando una empresa recibe sus ingresos en dólares y sus gastos son en colones, y el tipo de cambo baja o sube.
Para administrar el nuevo riesgo Ariel Vishnia, gerente general de BCT Valores Puesto de Bolsa, anunció que esa entidad ya ofrece contratos donde las partes acuerdan un tipo de cambio hoy y una fecha de futuro donde liquidar la diferencia entre el tipo de cambio acordado y el tipo de cambio de mercado en la fecha escogida.
El banquero agregó que BCT hizo la primera operación en Centroamérica la semana pasada, “y aunque pequeña esperamos que sea la primera de muchas”, señaló.
Los expertos manifestaron que para que el mercado de derivados cobre fuerza se requiere que haya más participantes. Los exportadores están muy interesados, pero los importadores que serían su contraparte natural aún están disfrutando de la apreciación de la moneda local.
No obstante, Mark Sandoval argumentó que esta operación podría ser la génesis de un mercado de futuros, por el que está abogando la Sugeval. La pregunta es si la gente desea ayudar a crearlo o acudir a mercados de futuros que ya existen en el exterior.
Por su parte Rodríguez adujo que ahora la gestión de riesgo no solo cuesta sino que se vuelve más especializada.
Para los reguladores, desde ese punto de vista deberán fijar nuevos mecanismos de regulación a bancos, fondos de pensiones y fondos de inversiones, a fin de que los mercados de derivados reciban suficiente información, sean competitivos y en ellos se dé una apropiada formación de precios, dijo el intendente.


Ver comentarios