Retiro con clase
Verdeza ampliará sus servicios al “day care” para que los adultos mayores pasen el día bajo un nuevo concepto, dijo Maybell Araya, gerente de Mercadeo y Ventas. Esteban Monge/La República
Enviar

Residencias especiales ofrecen una alternativa de atención

Retiro con clase

Centro privado abrirá programa para cuido diurno de adultos mayores

Cuando la vejez llega, dejar a los padres solos en casa puede resultar una tarea difícil para muchos hijos.
No solo porque algunos adultos mayores requieren cuidados especiales, sino por un sentimiento de abandono.

201405162354420.n44.jpg
Sin embargo, hoy existen diferentes opciones en el mercado para que ellos tomen un nuevo aire en compañía de personas de su edad, que comparten sus mismos intereses, y donde reciben la atención que necesitan.
Será una nueva necesidad, y negocio para quienes quieran, porque envejeceremos como población.
Unos 896 mil costarricenses tendrán 65 años o más para el 2025, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Si la intención es que los adultos mayores tengan un espacio propio, seguro, cómodo e individual, pero sociable, las residencias pueden ser una buena elección.
Ya varios desarrolladores llevaron una propuesta al mercado, que combina viviendas pensadas para facilitar la vida al adulto mayor, en alianza con clínicas que puedan dar el servicio de salud como soporte.
Verdeza es una de las opciones para adultos mayores e innovador en Centroamérica.
“No es un hogar de ancianos, sino una nueva casa donde los residentes pueden hacer lo que gusten, recibir visitas a toda hora, hacer actividades, salir, estar acompañados, con servicios personalizados de atención y cuido médico”, dijo Maybell Araya, gerente de Mercadeo y Ventas de Verdeza.
En este caso, la clave es el ambiente sofisticado. El precio del paquete más barato ronda los $1.700 mensuales.
Además, el complejo desarrolla actividades como música en vivo, manualidades, excursiones en grupo, tai chi, yoga, entre otras, para los residentes de la comunidad.
El residencial está integrado por 45 personas, incluyendo cocineros, nutricionistas, enfermeros, y personal de apoyo.
“Tenemos 14 residentes, costarricenses en su mayoría, europeos y americanos. Ellos coinciden en que desde que se pasaron a Verdeza se sienten más jóvenes, tienen ganas de vivir y que la soledad en la vejez mata, por lo que el cambio era necesario”, señaló Araya.
En este momento, Verdeza planea ampliar sus servicios al “day care” para que los adultos mayores disfruten de actividades durante el día y luego pueden ser recogidos por sus familiares, no obstante aún afinan detalles.
Otra de las residencias para adultos mayores es Villa Amatista. El precio ronda los $1.200 y los $2 mil mensuales.
En este caso, puede vivir una persona sola, o compartir la casa con otras personas. Al igual que Verdeza, tienen un programa de actividades orientadas a estimular la motora fina, recreación, asistencia 24 horas, enfermería y lavandería, explicó Candy Ramírez, administradora del centro.
Existen también organizaciones como Ageco (Asociación Gerontológica Nacional), que da una solución para que las personas siempre tengan algo que hacer, no así el tema del hogar.
Cursos para el entretenimiento, y para conservar las destrezas motoras son parte de la oferta, que tiene un costo de unos $50 por trimestre.
Computación, bailes populares, gimnasia, natación, inglés, francés, artesanías, pintura, guitarra, y actividades físico- espirituales, son algunas de las opciones.
Los asilos nunca dejan de ser una alternativa aunque la idea no cale en muchos.
Actualmente existen espacios para que los adultos mayores pasen el día acompañados y con algunas actividades a un bajo costo.
Para nadie es un secreto que una mayor parte de la población costarricense alcanzará la vejez en los próximos años debido a un comportamiento demográfico.
Las parejas cada vez tienen menos hijos y las residencias aportan ese toque de compañía que en otros lugares no existe para los adultos mayores.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios