Enviar


HECHO PRINCIPAL
Costa Rica con mala nota en negocios

En la carrera por ofrecer un clima de negocios atractivo, Costa Rica ha quedado rezagada en comparación con el resto de los países centroamericanos.
Las condiciones que se ofrecen al inversionista para establecer negocios y los trámites que se deben realizar para la construcción, han provocado la pérdida de terreno frente a la competencia regional.
Prueba de ello es que el destino se colocó en el tercio más bajo de las naciones en lo que a comodidad para hacer negocios se refiere, al ocupar el puesto 121 de un listado global elaborado por el Banco Mundial y en donde además fueron evaluadas otras 183 naciones. El estudio llamado Doing Business 2010 se dio a conocer este mes.
El atractivo del país fue opacado por destinos como Panamá, que se adueñó de la posición 77, y El Salvador en la casilla 84, que figuran como más competitivos para captar nuevos negocios.
En general, toda Centroamérica sufre las mismas deficiencias, ya que las economías antes mencionadas apenas se colocan en la mitad superior de la evaluación.
Por otra parte, a nivel mundial, Singapur ocupó el primer lugar en el ranking, seguido por Nueva Zelanda, Hong Kong, Estados Unidos y Reino Unido.
Entre los demás países de Latinoamérica, Colombia logró adueñarse del puesto 37, seguido por Chile en el 49 y México en el 51.
En la medición se tomaron en consideración diez categorías, entre ellas la agilidad para incorporar empresas, el acceso al crédito y la protección a las inversiones. Sin embargo, en ninguna de ellas Costa Rica logró figurar.
Por ejemplo, solo logró ubicarse en la segunda casilla al compararse con los países de la región.
La gran cantidad de pasos que debe cumplir un empresario para abrir su negocio se ha convertido en uno de los escollos que han provocado la pérdida de competitividad del país. En Costa Rica un inversionista debe realizar 12 procedimientos para lograr este objetivo, mientras que en América Latina el promedio es de nueve.
Una situación similar ocurre en la tramitomanía para la solicitud de permisos de construcción que se reflejó con la caída en tres posiciones respecto al sondeo pasado.
El letargo que vive el país en esta materia ha provocado que parte del flujo de inversiones destinadas a la edificación de proyectos migre hacia otros destinos regionales, como por ejemplo hacia Panamá. Inclusive, algunos empresarios locales han apostado por ese destino para materializar sus proyectos ante la dificultad de construir en suelo costarricense.
El deterioro de la competitividad local también se hizo evidente hace dos semanas con el Informe de Competitividad Global que publica el Foro Económico Mundial.
El estudio que mide el ambiente para realizar negocios y las condiciones bajo las cuales se efectúan, mostró como principales rezagos la infraestructura local y el tema macroeconómico.
Estas preocupaciones son conocidas por las autoridades locales. “La solución depende en gran medida de reformas legislativas y sobre todo voluntad política”, adujo Jorge Woodbridge, ministro de Competitividad.


LO DESTACADO

Guerra entre Sardimar y Calvo molesta a Brasil y El Salvador
El conflicto que mantienen la firma costarricense Sardimar y la española Calvo dejó de ser una pugna entre empresas para trascender a las relaciones entre gobiernos.
Brasil y El Salvador han mostrado su disconformidad ante las autoridades nacionales, ya que han encontrado presuntos yerros en la investigación que se le sigue a la empresa europea por supuesto dumping, es decir, por aparente comercialización a un precio menor que el costo de producción.
El reclamo de Sardimar afectaría directamente a ambos gobiernos, ya que es en estos países donde la atunera española posee sus plantas de producción desde las que abastece a Costa Rica.
A raíz de ello, posibles represalias en contra de los españoles incidirían negativamente en los beneficios que tanto Brasil como El Salvador gozan con la presencia de dicho grupo en el país.
Mediante una misiva, la nación suramericana cuestionó las supuestas inconsistencias en el proceso de investigación que lleva a cabo el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), pues aduce que en ningún momento fue notificada.
“El acuerdo antidumping es claro en determinar que el gobierno del miembro exportador debe ser notificado de la existencia de la petición, debidamente instruida antes del inicio de la investigación. Sin embargo, no hubo notificación por parte de la autoridad de Costa Rica”, señaló Miriam Santos, directora del Departamento de Defensa Comercial de Brasil.
Incluso, al 2 de setiembre, este país desconocía del proceso de investigación que se estaba llevando a cabo en el mercado local. No fue hasta que la embajada brasileña en Costa Rica informó a su gobierno que se enteró del asunto.
Los conflictos en materia de defensa comercial no son nuevos en esta nación. Brasil ha protagonizado 97 investigaciones dumping entre 1995 y 2008. Uno de los casos más importantes ganados fue contra Estados Unidos por subsidios al algodón, que le permitió aplicar sanciones por $300 millones como una compensación por el daño causado.


Túnel uniría a Zapote y Curridabat
El túnel que se pretende construir para agilizar el acceso de vehículos al este de la capital tendrá un costo de $200 millones.
Así lo contempla el estudio de prefactibilidad que presentará el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) esta semana.
El camino subterráneo tendrá tres carriles por sentido e incluirá salidas de emergencia tanto para peatones como para vehículos.
Como medida de seguridad se ideó hacerla bitubo, que consiste en dos túneles juntos con tres carriles cada uno.
El túnel tendrá una longitud de 1,8 kilómetros —con los accesos llegará a tres kilómetros— y una dimensión de 100 metros cuadrados por tubo.
La obra irá de Hacienda Vieja, donde se inicia la carretera Florencio del Castillo, hacia la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote.
Con la obra se busca destapar el cuello de botella que producen los 30 mil autos que transitan todos los días de Cartago y Curridabat hacia el centro de la capital.


Dólar podría caer para fin de año
En la actualidad existe una mayor oferta que demanda de divisas, lo que hace prever que se dará una caída del tipo de cambio conforme se acerque el fin de año.
El dólar ha mostrado una gran variabilidad en las últimas semanas, y en general para lo que resta del año hay cifradas esperanzas en que esta continúe, la cual llegaría a ser más marcada a partir de la segunda quincena de noviembre.
Considerar estos hechos a la hora de tomar decisiones de inversión, debido al riesgo cambiario existente, es la principal recomendación que realizan lo expertos, así como diversificar monedas para aprovechar las oportunidades que puedan presentarse.
Las eventuales disminuciones en el valor de la divisa, no son descartadas por otros analistas.
“Estas podrían darse en forma transitoria producto de elementos estacionales como pago de impuestos (marzo, junio, setiembre, diciembre), así como el pago de planillas por parte de las empresas multinacionales y el pago de aguinaldos”, comentó por su parte Ana Toyama, especialista.
Ver comentarios