Enviar
Restricciones de fumado en locales han mostrado efectividad en otros países
Restaurantes dan paso al frente en lucha antitabaco
- Cinco cadenas recibieron ayer certificados por su trabajo en pro de ambientes libres de humo
- Ley antitabaco duerme sueño de los justos en Asamblea Legislativa

Daniel Zueras
[email protected]

Cinco cadenas de restaurantes costarricenses vieron premiado ayer su esfuerzo en la lucha contra el tabaco al recibir un certificado de reconocimiento por su declaratoria como espacios libres de humo de tabaco, entregado por el Ministerio de Salud y la farmacéutica Pfizer.
Los restaurantes italianos Il Ritorno, Il Panino y Tre Scalini, el peruano Chancay, así como la cadena Spoon, colgaron desde hace tiempo el cartel de prohibido fumar. Son, con algunos otros, los pioneros. Como dice el refrán, “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”, y es posible que poco a poco más locales de ocio se vayan sumando a la iniciativa viendo estos ejemplos. Ahora, el 70% de la población costarricense que se declara no fumador, sabe que tiene lugares a los que puede acudir sin riesgo de contaminar sus pulmones con el humo del tabaco.
Spoon cuenta con 19 restaurantes a lo largo y ancho de todo el país. “Hace varios años vimos que los fumadores son minoría, y que debíamos respetar a nuestros clientes no fumadores”, explicó Catalina Paredes, gerente de Mercadeo de Spoon. Apenas cinco de sus establecimientos permiten fumar, algo que, muy probablemente, se deje de hacer este mismo año.
El restaurante Il Ritorno es otro de los certificados. Ya hace dos años que prohibió el fumado, “con una respuesta muy positiva por parte de los clientes”, dijo Marco Caldi, su propietario.
En agosto de 2009 también implementó la medida el restaurante Chancay, “por una cuestión de principios. La salud es un derecho humano y queremos proteger tanto a nuestros clientes como a los empleados”, aseguró Jorge Figueroa, gerente de la cadena.
La iniciativa de estos restaurantes “es un lindo mensaje de empresarios responsables” a los que no hay que obligar a estar del lado del bienestar, expresó María Luisa Ávila, ministra de Salud, y se mostró confiada en que a futuro muchos sigan este ejemplo “porque valoran la salud, no solo por la ley”.
Desde el año pasado, se encuentra en corriente legislativa el proyecto de ley para el control del tabaco, que vendría a cumplir el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud, firmado por Costa Rica en 2008. Ávila mostró su convencimiento de que la ley pasará en la administración saliente: “Seguimos en la pelea, y la vamos a ganar”, y confía en que “las tabacaleras no nos ganarán el pulso”.
El texto pone el acento en los espacios libres de humo de tabaco. La prohibición se extiende a todo lugar cerrado: administraciones públicas, centros de ocio (bares, restaurantes, casinos…), oficinas y comercios en general.
El estadio de fútbol del Club Deportivo Cartaginés, el Fello Meza, es el primero latinoamericano “libre de humo de tabaco”. En este momento el Ministerio de Salud está en conversaciones con la Liga Deportiva Alajuelense para hacer lo propio con el Morera Soto. Ávila espera que, a futuro, la Fedefútbol lo aplique en todos los recintos.
Aproximadamente 500 centros de todo tipo en Costa Rica han prohibido el fumado.
Según últimas estimaciones, las enfermedades relacionadas con el tabaco le costaron a la Caja $80 millones en 2009, y suponen unos 55 mil días de incapacidad por año, el 1,5% del total.
Ver comentarios