Enviar
Restaurantes y mercadeo


El panorama globalizado que se respira cada vez más en Centroamérica habla de mejores estrategias o mejor dicho de estrategias más completas para el posicionamiento de los negocios que hoy tienen su lugar en el mercado a través de mucho esfuerzo.
Ya no se puede jugar de casita, ya no se pueden ver los negocios familiares como antes y desde luego los no familiares también, sin embargo los primeros están expuestos quizás por el estilo propio de este tipo de empresas.
Es aquí donde entra el concepto de plan de mercadeo estratégico o un plan que trasciende el concepto tradicional de mercadeo y el que se comparte en la conciencia colectiva que relaciona o mejor dicho confunde el “mercadeo” con el concepto de ventas.
Cuando se habla de “estratégico” se habla de decisiones que se toman hoy y van a afectar a la empresa a largo plazo, no decisiones tácticas (las que afectan a la empresa al corto plazo).
En el caso de los restaurantes y de muchas empresas se equivocan al preocuparse solamente de los esfuerzos promocionales, y a eso le llaman “mercadeo”.
El concepto de mercadeo estratégico habla de una visión de 360 grados, habla de un análisis completo de la realidad de la empresa vista a través de un lente objetivo para no dejarlo expuesto a la subjetividad de los sentimientos, de la costumbre y del romanticismo.
No es un ejercicio personal, no se trata de la opinión de una persona, ni del dueño o propietario por más éxito que haya tenido hasta ahora, nada de esto es garantía de que el restaurante va a continuar disfrutando del liderazgo con el que cuenta hoy y si de todas maneras no lo tiene es con mayor razón justificable un ejercicio de este tipo.
Lo que se recomienda es que se realice una verdadera introspección y escrutinio de todos los recursos y desempeño actual y replantear el futuro, ¿hacia dónde se va? ¿Hacia dónde se quiere ir?
La visión estratégica toma en cuenta un producto que realmente satisfaga las necesidades percibidas por los clientes a quienes se sirve y a los que se va a servir en un futuro inmediato como parte de planes de crecimiento y diversificación.
En la visión estratégica el producto es vital y ¿al final no es lo más importante? ¿A dónde fue que nos perdimos? ¿Cómo es que se observa más una preocupación por anunciarse con mayor fuerza cuando el servicio es todavía mediocre en muchos lugares? ¿Cómo es posible que no estemos listos para crear menús que verdaderamente satisfagan las necesidades de quienes lo leen? Muchas empresas están trabajando en este tema sin embargo hay mucho por hacer.
Es hora de mirar hacia adentro y volver a lo básico antes de anunciarse, es hora de mirar estratégicamente y tener un plan integral de desarrollo. Los clientes lo merecemos.

Buen provecho y hasta la próxima semana.
Ver comentarios