Restauración de Castillo Azul arrancaría en junio
Enviar
Arreglos en sede legislativa finalizarían en diciembre y tienen un valor de ¢250 millones
Restauración de Castillo Azul arrancaría en junio

Concurso para diseño de nuevo Plenario arrancaría en unos 22 días

Los trabajos de reparación y construcción en Cuesta de Moras, para dotar a los diputados de nuevas instalaciones, están a punto de arrancar.
El primer paso sería la restauración del Castillo Azul, actual sede de la Presidencia del Congreso.

Dichos arreglos, con un valor cercano a ¢250 millones, arrancarían en junio próximo y se prolongarían durante al menos seis meses.
La intención es rescatar este edificio, que en el pasado albergó la primera sede de la Presidencia de la República.
En dicho inmueble, además de arreglos estéticos, se deben hacer reforzamientos estructurales, pues con las condiciones actuales no aguantaría un sismo de gran magnitud.
De momento, las obras ya salieron a concurso público, cinco empresas participaron en la licitación, aunque dos fueron desechadas, por no cumplir con los requerimientos básicos establecidos en el cartel.
Entre las otras tres, el próximo jueves el Directorio Legislativo deberá escoger una para que arranque con las obras inicialmente en junio. Aunque el proceso podría alargarse, si las compañías que perdieron la adjudicación acuden a la Contraloría General de la República.
De darse esta situación, el ente contralor contaría con 30 días naturales para resolver la apelación, por lo que las obras no estarían concluidas en diciembre próximo, como se tiene previsto.
A finales de año también se contempla arrancar con la construcción de las nuevas instalaciones legislativas. Primero, se comenzará con el levantamiento de un edificio de oficinas de diez pisos en los terrenos donde estaba el edificio Lamm, ahí se trasladarán los despachos de la mayoría de los diputados.
Para ello, ya casi está listo el cartel de licitación, en el que se pondrá a concurso el diseño de las nuevas obras.
“Esperamos que en 15 o 22 días estemos sacando el concurso de los planos, solo faltan algunos detalles como establecer el comité de vigilancia y el jurado que se encargará de hacer la elección. Pero son detalles casi resueltos”, dijo Patricia Pérez, vicepresidenta y diputada del Movimiento Libertario.
De no presentarse ningún inconveniente, a finales de abril se daría el visto bueno a los planos y hasta se podría colocar la primera piedra, añadió Pérez.
Los costos de la restauración del Castillo Azul correrán por cuenta de la administración de la Asamblea Legislativa, mientras que la construcción de las nuevas instalaciones se hará a través de un fideicomiso por $73 millones con el Banco de Costa Rica.
Con esos fondos, además del inmueble en los terrenos del antiguo edificio Lamm, se construirán entre otras cosas, un nuevo Plenario, un museo y se repararán las instalaciones del edificio Sion.
Los criterios para la elección de la firma que se encargará de diseñar esas obras fueron establecidos por miembros del Primer Poder de la República, así como por jerarcas del Colegio de Ingenieros y de Arquitectos, y el Banco de Costa Rica.
El proyecto de cuatro etapas, contaría con una torre principal de ocho pisos, en la que se ubicarían el Plenario, las comisiones y los despachos de los diputados y asesores, además de otras oficinas.
En el resto de inmuebles, se instalarían los departamentos de servicios técnicos, biblioteca y otros.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios