Enviar
Resistencia da por perdida vuelta de Zelaya
Lobo pide un Gobierno de unidad

Tegucigalpa
EFE

El Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras dio ayer por terminada su lucha por la restitución en el poder del presidente derrocado, Manuel Zelaya, mientras que el virtual ganador de las elecciones, Porfirio Lobo, pidió constituir un Gobierno de unidad nacional.
El movimiento, que mantuvo una amplia movilización popular desde el 28 de junio, cuando los militares derrocaron a Zelaya, se reunió ayer en asamblea pero no marchó por Tegucigalpa, como había venido siendo habitual, y decidió convocar una reunión este fin de semana para definir la estrategia que seguirá a partir de ahora.
“Hemos cerrado este capítulo con la restitución del presidente Zelaya, que no se dio”, dijo a Efe Juan Barahona, el coordinador de este movimiento popular, después de que el Congreso rechazara ayer, miércoles, por abrumadora mayoría, la restitución del mandatario depuesto en su cargo.
Barahona admitió que, aunque esperada, la decisión del Congreso ha supuesto una decepción para el Frente y que no se manifestaron en las calles porque presentían “que un resultado negativo en el Congreso iba a golpear los ánimos de la gente”.
Aseguró que “es muy poco lo que queda por hacer”, porque “apenas faltan dos meses” del mandato presidencial de Zelaya, que finaliza el próximo 27 de enero, cuando asumirá el poder Porfirio Lobo, del opositor Partido Nacional y ganador de las elecciones del domingo.
La mayoría de países de la comunidad internacional no reconoce esos comicios por considerar que se realizaron en un marco de una ruptura constitucional por el derrocamiento de Zelaya, cuando este iba a celebrar una consulta popular para promover una asamblea constituyente declarada ilegal por varios órganos del Estado.
“Ahora la lucha es por la constituyente”, para lo cual “nos preparamos con un objetivo a mediano plazo, que es para un próximo proceso electoral y participar con la unidad y la fuerza de la Resistencia con el objetivo de tomar el poder”, explicó Barahona. En tanto, Lobo instó al presidente de facto, Roberto Micheletti, y a Zelaya a la formación de un Gobierno de unidad nacional para cumplir totalmente con el acuerdo de Tegucigalpa-San José y así, dijo, destrabar las relaciones y la ayuda internacional.
Lobo declaró a medios locales que no basta con que el Parlamento haya cumplido con uno de los puntos, el relativo a la restitución de Zelaya en el poder, sino que debe completar los demás.
“Me refiero al Gobierno de reconciliación que debió integrarse el 5 de noviembre, que está pendiente y que hay que integrarlo, igual que la Comisión de la Verdad”, manifestó.
Zelaya desconoce el acuerdo porque, sostiene, fue roto por el Gobierno de Micheletti al no determinar su restitución en el poder antes del 5 de noviembre, cuando el presidente de facto anunció que conformaría unilateralmente el Gobierno de unidad.
Ver comentarios