Enviar
Exportaciones, turismo y la inversión extranjera permiten mantenerlas en niveles récord
Reservas se incrementan en $783 millones

• Solamente por inversión extranjera directa este año ingresaron al país $1.700 millones


Wilmer Murillo
[email protected]

Las reservas monetarias internacionales en manos del Banco Central de Costa Rica (BCCR) han mantenido su tendencia hacia el alza.
Las reservas internacionales netas en diciembre son mayores en $783 millones con respecto al mismo lapso del año pasado.
La autoridad monetaria reportó a inicios de este mes una tenencia de $3.897 millones.
Las exportaciones, el turismo y la inversión extranjera directa siguen permitiendo que lleguen al país dólares que ayudan a aumentar las reservas a niveles récord.
Solamente por inversión extranjera directa este año ingresaron al país $1.700 millones y casi $9 mil millones por exportaciones en tanto que por turismo se reportó un ingreso de $1.900 millones.
El persistente estado superavitario del mercado de divisas ha mantenido, por otra parte, el valor de la moneda anclado al piso de la banda cambiaria.
Esta situación se mantiene aun cuando el Banco Central sigue adquiriendo divisas en el mercado mayorista. La autoridad monetaria compró $73.549.000 en la semana del 10 al 14 de diciembre, con lo cual sigue inyectando liquidez a la economía.
La empresa Aldesa informó que desde noviembre a la fecha, el instituto emisor ha adquirido cerca de $315 millones, lo cual equivale a una emisión este año que ronda los ¢157 mil millones.
“Lo anterior podría ser uno de los elementos que presionen hacia el alza el nivel de inflación”, dijeron analistas de la firma en un comunicado.
Expresaron que para 2008 se observan presiones inflacionarias tanto del ámbito internacional, mediante el increm
ento en los precios de combustibles y de las materias primas, como a nivel local, a través del dinamismo de la demanda interna. Estos factores podrían ofrecer una resistencia significativa a la meta del Banco Central de reducir la inflación interna.
El incremento en el nivel de reservas del Banco Central genera una situación de mayor solidez al sistema financiero, según autoridades. No obstante, una parte de esas reservas tuvo un efecto monetario. Significa que el Banco Central echó colones a la calle, lo cual tiene un impacto inflacionario, indicaron analistas de Aldesa.
El total de las reservas nacionales no incluye a los bancos comerciales por lo que su nivel es aún mayor.
Las reservas se definen como las tenencias de las entidades en dólares menos la deuda, y el encaje el porcentaje de las captaciones que los bancos comerciales deben entregar a la autoridad monetaria.
Una parte de las reservas del Central proviene del encaje legal, que es un porcentaje (15% en la actualidad) de sus captaciones que los bancos comerciales deben entregar a la autoridad monetaria.
El dinero del encaje pertenece a los bancos comerciales y por ello es un activo para ellos.
Si el Banco Central sube el encaje y los bancos comerciales piden préstamos al exterior para entregar este dinero, entonces las reservas de los bancos comerciales se mantienen inalteradas.
La razón es que los bancos tienen un activo (el encaje) que suma a sus reservas, pero tienen también un pasivo (préstamos con extranjeros) que resta.
No obstante, para el Banco Central, el dinero del encaje que le entregan los banqueros pasa a sumar a sus reservas también como un activo, pero no se resta el pasivo pues es una deuda con nacionales, no con extranjeros.
Por primera vez desde la crisis de los años 80, las divisas que tiene el Banco Central en reservas superaron las deudas en moneda extranjera de la entidad.
Aunque todavía el Banco enfrenta pérdidas, si la entidad tuviera que pagar sus préstamos en divisas, podría hacerlo y aún le sobraría dinero.
Ver comentarios