Enviar
Reserva Federal compraría títulos del Tesoro

Los objetivos serían alentar los mercados y “resucitar” el crédito


La Reserva Federal soltó los frenos y anunció que recurrirá, si fuese necesario, a la compra de títulos del Tesoro de Estados Unidos para resucitar el crédito y la economía, al tiempo que mantiene sin cambios la tasa de interés.
Al término de una reunión de dos días celebrada la semana pasada, el Comité de Mercado Abierto, que dirige la política monetaria de EE.UU., dejó entre el 0% y el 0,25% su meta de interés para los préstamos interbancarios de corto plazo.
La decisión sobre la tasa de interés no tuvo impacto sobre los mercados: los analistas sabían desde hace semanas que la Reserva ha casi agotado el uso de esa herramienta cuando la tasa está, a los efectos prácticos, en el cero por ciento.
Durante 2008 la inflación fue del 0,1% como resultado de la contracción de precios en el último trimestre, y los gobernadores de la Reserva mostraron su preocupación por la deflación.
“A la luz de la caída de precios de la energía y otras materias primas, y las perspectivas de un considerable aflojamiento de la economía, el Comité espera que las presiones de inflación seguirán atenuadas en los próximos trimestres”, según un comunicado oficial.
El Comité apuntó que han seguido cayendo sustancialmente la producción industrial, los comienzos de construcción de casas y el empleo “mientras que los consumidores y empresas han recordado el gasto”.
“Además, la demanda global parece estar frenándose significativamente”, continúa el diagnóstico. “Las condiciones en algunos mercados financieros han mejorado, pero las condiciones de crédito para los hogares y los negocios siguen extremadamente difíciles”.
“El Comité anticipa que una recuperación gradual de la actividad económica comenzará más adelante, este año, pero los riesgos de que ello no ocurra son significativos”, señala.
Dirigida por su presidente Ben Bernanke, la Reserva ha centrado su política actual en los programas de crédito de emergencia, en lugar de las tasas de interés, y aunque ha logrado aplacar un poco del pánico en los mercados, hasta ahora no ha logrado sacar la economía de su letargo.
La depresión más prolongada desde la década de 1980 se encuentra ya en su décimo tercer mes y siguen cayendo los precios de las viviendas, aumenta el desempleo y las instituciones financieras han descontado más de $1.000 millones en pérdidas y depreciación de activos.
“El Comité está enfocado en el apoyo al funcionamiento de los mercados financieros y el estímulo de la economía mediante las operaciones del mercado abierto y otras medidas que, probablemente, mantendrán en un nivel alto el volumen de la hoja de balances de la Reserva”, añade el comunicado.
En el último año, los activos de la Reserva han aumentado en $1.000 millones con los programas de crédito que van desde los $416.000 millones en préstamos de corto plazo a los bancos, a los $350.000 millones en pagarés comerciales para empresas estadounidenses. Los planes que anuncia ahora la Reserva seguirán aumentando la hoja de balances.

Washington
EFE


Ver comentarios