Enviar
En últimos cinco años se emitieron más de 2 millones de duplicados
Reposición de cédulas costó ¢22 mil millones
Descuido del portador representa más del 50% de las solicitudes


El descuido y el poco interés por parte de los costarricenses en cuanto a custodiar la cédula de identidad provocó que el Estado invirtiera más de ¢22 mil millones en los últimos cinco años.
A pesar de que la cédula de identidad se ocupa para todos los trámites, es el documento que más genera solicitudes de duplicado en el Tribunal Supremo de Elecciones.
Esto se traduce en que durante el pasado quinquenio el Tribunal atendiera más de 2 millones de solicitudes de cédulas extraviadas, lo que generó una inversión superior a los ¢22 mil millones, la mitad del costo del nuevo Estadio Nacional.
A pesar de que 2010 registró una baja en la emisión de duplicados con respecto al año anterior, se despacharon cerca de 580 mil, lo que significó para el país un gasto mayor a ¢4 mil millones.
“Existe una pérdida del valor a la cédula por parte de la población. Esta despreocupación provoca que incluso una sola persona llegara a solicitar en 70 ocasiones su duplicado en tan solo diez años”, explicó Oscar Mena, secretario general de Registro Civil.
De darse una regulación y trasladar al ciudadano los costos operativos de una segunda emisión de la cédula de identidad, la institución prevé que las solicitudes se reducirían considerablemente, empero para que esto se dé, debe haber una reforma a la Constitución Política.
Por otro lado, existe una apatía del sector político por imponer mayores responsabilidades en cuanto a la custodia de la cédula y de asumir cargos por su extravío.
“Hay una preocupación por parte de los políticos que creen que muchas personas se pueden quedar sin su cédula en los momentos de las elecciones. Para lograr acciones concretas se tendrán que establecer mecanismos legales mediante reforma, pero no existe el ambiente como para que se dé”, explicó Mena.
Esta miopía hace que la situación se mantenga. Incluso establecer el salto tecnológico a una cédula inteligente con un chipse visualiza un impacto mayor por el costo que tendrá el nuevo documento.
“No sabemos cuánto costará cada cédula inteligente, pero será un impacto mayor. La gente debe comprender que la situación también la está afectando porque es de sus bolsillos de donde se obtienen los recursos”, indicó Mena.
Muchas de las iniciativas están en pañales, pero de no darse un cambio cultural en la población, el Estado seguirá teniendo pérdidas millonarias por la emisión de cédulas extraviadas o robadas.

Cristian Leandro
[email protected]
Ver comentarios