Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


René Castro se precipita en evaluar daño en Crucitas

Natasha Cambronero [email protected] | Sábado 14 abril, 2012



Gasta $20 mil en estudio ambiental no vinculante
René Castro se precipita en evaluar daño en Crucitas

Costo de afectación oscilaría entre $4,6 millones y $12 millones

Veinte mil dólares pagó René Castro, ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, a la Fundación Neotrópica para realizar un estudio no vinculante que determina un estimado económico de los daños ambientales ocasionados en los terrenos de la fallida mina Crucitas.
Ello en razón de que un juez del Tribunal de lo Contencioso Administrativo no ha ordenado la elaboración de dichos estudios, ni avalado la metodología que se debe emplear en el análisis.
Más bien la valoración se hizo a solicitud de la Procuraduría General de la República, una de las tres partes que resultaron condenadas en el proceso.
En este sentido, el Contencioso Administrativo podría invalidar la estimación actual, o bien ordenar la ejecución de más estudios, pues el encomendado a la Fundación Neotrópica se realizó sin una visita de campo a la finca de aproximadamente 1.487 hectáreas y sin contar con imágenes satelitales actuales, sino que se tomaron unas de 2010.
La ausencia de dichas pruebas podría modificar entre un 20% y un 40% el monto estimado, de acuerdo con Bernardo Aguilar, director ejecutivo de Neotrópica.
Dicha Fundación valoró que los daños oscilan entre $4,6 millones y $12 millones. A esa suma se agregan otros $160 mil que se requieren para restaurar al menos 86 hectáreas que fueron taladas.
El daño causado por la minera deberán pagarlo el Estado, Industrias Infinito y el Sistema de Areas de Conservación en tractos iguales pues fueron los actores condenados por el Tribunal.
Para reforestar la zona afectada se requeriría una intervención durante cinco años, en tanto que se estima que pasarán 20 años para que los terrenos vuelvan al estado anterior a la tala, concluyó el informe.
A finales de 2010, el Tribunal anuló la concesión minera otorgada a Industrias Infinito para extraer oro.
Los jueces consideraron que la canadiense obtuvo los permisos de impacto ambiental de manera irregular.
Dicho fallo además de ordenar la reparación y costas de los daños provocados, también giró la directriz de que el monto determinado para la restauración de la zona sea depositado en la caja única del Estado a fin de que el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones se encargue de la reforestación.
Los magistrados también pidieron al Ministerio de Hacienda hacer las previsiones del caso para realizar la provisión presupuestaria de la suma que se llegue a establecer en ejecución de la sentencia.
Aunque este fallo se dictó desde el 24 de noviembre de 2010, no fue hasta un año después que quedó en firme, luego de que la Sala Primera rechazara la apelación que quería traerse abajo la decisión del Contencioso.
La Sala Primera además avaló recomendar a la Fiscalía una investigación penal contra varios funcionarios y exfuncionarios públicos, quienes habrían incurrido en la presunta ejecución de un delito.

Natasha Cambronero
[email protected]