Reina desorden hasta en bodegas de la Caja
Enviar
Se desconoce veracidad sobre millonaria pérdida de insumos
Reina desorden hasta en bodegas de la Caja

Error en sistemas de información sería causante del problema
El desorden administrativo y financiero que atraviesa la Caja Costarricense de Seguro Social, que la tiene al borde de la quiebra, ha llegado hasta las bodegas donde almacena los insumos dedicados a la atención de los asegurados.
Esto después de que ayer el Partido Acción Ciudadana denunció la supuesta desaparición de reactivos para laboratorio, medicamentos y vacunas, por un monto $6 millones.

Sin embargo, horas más tarde la institución desmintió esta versión e indicó que todo se debió a un problema en el traslado de información de un sistema informático a otro.
Ante esta situación no queda claro si más de 5 millones de dosis destinadas a química clínica y biológica y medicamentos consignados como faltantes en un informe del área de contabilidad y control de activos y suministros de la Caja, desaparecieron o no.
A pesar de que el inventario se realizó el 20 setiembre de 2010, no fue hasta estos días que trascendió este hecho, después de que la Gerencia Médica de la Caja hizo un llamado a las clínicas y los hospitales públicos para que racionalizaran estos insumos.
“El faltante de activos y suministros clínicos es un ejemplo más de las debilidades administrativas y de control de la institución, y representa el 50% de las compras realizadas y recibidas en las bodegas de la Caja hace dos años, aseguró Carmen Granados, diputada que investiga la crisis financiera y de gestión de la Caja.
El Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas de la Caja denunció recientemente esta situación mediante la publicación de un campo pagado, el cual fue respaldado posteriormente por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica.
“Esto no es nuevo, cada cierto tiempo desaparecen medicamentos y reactivos, los que muy posiblemente podrían encontrarse en un país centroamericano con el que mantenemos una relación comercial gratuita. Nosotros compramos los medicamentos y ellos se los llevan con la confabulación de algunos empleados de la Caja”, expresó Amaral Sequeira, presidente del Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas.
Para el sindicalista, nuestro sistema público de salud se encuentra en dos extremos: por un lado, los ticos, que desconfían de los medicamentos de la Caja por lo que no los consumen, mientras que otros mercados se encuentran interesados en adquirirlos en el mercado negro, a pesar de haber sido financiados con dinero de todos los asegurados.
Por su parte, las autoridades de la Caja rechazaron que vacunas, medicamentos e insumos médicos por $6 millones hayan desaparecido del almacén general de la institución.
“Los productos mencionados están físicamente en esa dependencia institucional y se tienen el registro y la documentación respectiva que respalda los despachos que se hicieron a las diferentes unidades ubicadas en distintos puntos del territorio nacional”, aseguró Dinorah Garro, gerente de Logística de la Caja.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios