Refinanciar deudas bajaría cuota hasta un 40%
Enviar

Mal uso del dinero plástico afectaría economía

Refinanciar deudas bajaría cuota hasta un 40%

Endeudamiento con tarjetas creció un 18% en los últimos 12 meses


Refinanciar sus deudas de tarjetas de crédito les permitirá a las personas obtener una reducción de las cuotas de hasta un 40%, según los plazos que pacte con la entidad financiera.
Renegociar con los bancos acreedores permitirá que miles de personas que actualmente están ahogadas por el mal uso del dinero plástico puedan enfrentar mejor esas deudas y no comprometer su salud financiera.

201503312325210.n33.jpg
A las entidades financieras, por su parte, les interesa que las personas puedan pagar sus deudas, pues si muchos de ellos caen en morosidad, podrían poner en riesgo al sistema financiero.
“Las personas deberían tratar de refundir sus deudas de tarjetas de crédito con un préstamo personal a tasas mucho menores y mayores plazos”, comentó Carlos Mora, viceministro de Economía.
Las tasas de interés de la mayoría de las tarjetas de crédito oscilan entre el 40% y el 50%, aunque hay algunas que superan incluso ese porcentaje.
En tanto, un crédito personal podría tener una tasa mucho menor: entre un 22% y un 26%.
Los préstamos personales están referenciados a la tasa básica pasiva, de modo que pueden bajar o subir conforme la tendencia de dicho indicador. No obstante, las tarjetas de crédito mantienen niveles de tasas muy similares desde hace más de siete años, de acuerdo con un estudio del Ministerio de Economía.
Además, los clientes podrían pedirles a las entidades financieras que les cierren sus tarjetas con el fin de que no tengan que utilizarlas más y evitar caer de nuevo en problemas financieros. No obstante, Mora reconoció que es difícil cerrar esas cuentas.
En términos generales las personas que no tienen capacidad de pago no deberían tener tarjetas de crédito, ya que utilizan ese medio para financiar compras que de otra manera no podrían hacer. El problema es que al hacerlo, no saben a ciencia cierta cómo van a pagar sus obligaciones.
“Se les ha dado crédito a ciertos individuos con lo que están aceptando un mayor riesgo del debido en busca de mayor rentabilidad, lo que podría explotar en altas tasas de morosidad”, explicó el funcionario.
El mayor endeudamiento en tarjetas también es atribuido al aumento en los niveles de desempleo, debido a que muchas personas deben recurrir a esta herramienta para sufragar los gastos mientras encuentran un nuevo trabajo.
En muchos casos, al no poder pagar las deudas de contado, acumulan intereses que devienen en un aumento del endeudamiento general.
La deuda con tarjetas de crédito supera ya los ¢930 mil millones, con un aumento nominal del 18% con respecto al año anterior.
El crédito de consumo también ha sido el de mayor aumento en los últimos meses, de acuerdo con cifras del Banco Central.

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios