Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Qué comer antes, durante y después del ejercicio

| Sábado 27 octubre, 2007



Qué comer antes, durante y después del ejercicio

Si se está ejercitando de forma continua es fundamental que cuide lo que come para sacarle el máximo provecho a la actividad física.
Si le gusta correr, está trabajando más a nivel de resistencia, por ello se recomienda que el consumo de carbohidratos sea mayor; si su entrenamiento está basado en desarrollar más músculos, se recomiendan más proteínas.
El consumo de frutas y vegetales debe ser alto, además es importante el consumo de lácteos bajos en grasa.
Ingerir mucha agua, reducir el consumo de azúcares refinadas y buscar una dieta balanceada, baja en grasa y sobre todo placentera es lo ideal.
Antes del ejercicio, si este es moderado no es necesario comer, pero considere sus necesidades individuales. Puede ser que sienta hambre, en este caso coma algo ligero de unos 30 a 15 minutos antes.
Si la intensidad va a ser fuerte, 30 minutos antes tome una merienda ligera. Las comidas fuertes se deben realizar unas tres horas antes para permitir la digestión.
Si va a ejercitarse por más de una hora los carbohidratos de bajo índice glicémico son lo mejor, como leche y derivados vegetales, frutas como albaricoques, ciruela, manzana o melocotón, así como leguminosas y cereales integrales.
Durante el ejercicio, consuma bebidas deportivas con carbohidratos, barra de cereal alta en carbohidratos, geles deportivos complementados con agua, galleta soda simple o maría o fruta deshidratada.
Es necesario comer inmediatamente después del ejercicio, no es cierto que se recuperen las calorías. Una vez que se concluye el ejercicio, el cuerpo está estimulado para recuperar y formar nuevo músculo, y para esto necesita recibir los nutrientes adecuados.
Pruebe con leche descremada o yogur light, galleta soda y queso cottage, o pasta en salsa de tomate con carne molida y queso si desea algo más fuerte.