Pymes colombianas tras socios ticos
“El TLC trae consigo una serie de beneficios más allá de los arancelarios”, comentó Álvaro Gómez-Escalante, director de Proexport en Costa Rica, quien se acompañó de Tatiana Silva, directora de la Cámara de Comercio de Cúcuta, y Claudia García-Herreros, directora de Proexport en Cúcuta. Gerson Vargas/La República
Enviar

Industria textil abriría oportunidades a comerciantes

Pymes colombianas tras socios ticos

Unas 45 compañías se reunieron con compradores locales

Confección, calzado y materiales para la construcción predominaron en la oferta de unas 45 empresas colombianas, que participaron en un encuentro ayer en el Hotel Sheraton con compradores nacionales.

201403242251030.n55.jpg
El evento atrapó el ojo de pequeños y medianos empresarios nacionales, seducidos por el producto colombiano.
Un viaje desde Cúcuta, Colombia, para participar en la actividad con empresarios costarricenses, en donde se concertaron unas 420 citas de negocios, fue parte de la agenda de Adriana Parra, diseñadora de la empresa Facava, quien confía en abrir mercado en nuestro país.
“Nuestro producto gusta, si bien les sale más barato comprar a China, por cuestiones de calidad nos prefieren. No hacemos zapatos, construimos zapatos a mano, tenemos nuestra propia fábrica”, comentó la empresaria colombiana.
Bajo el brazo de Proexport, esta empresa de zapatos para mujeres fue seleccionada junto a otras de la región de Cúcuta, para promocionar su oferta y cerrar negocios con tiendas costarricenses.
“Vemos un mercado muy interesante para nosotros. Nuestras empresas no son muy grandes, el mercado de Costa Rica tiene un tamaño especial para prestarles el servicio que ustedes requieren”, comentó María Claudia García-Herreros, directora de Proexport en Cúcuta.
El encuentro entre exportadores es una actividad para incentivar la promoción de productos colombianos en el país, que ha venido de más a menos desde 2010, año en que las cifras de importaciones llegaron a los $500 mil, a diferencia de 2013, cuando apenas se logró $322 mil.
La puesta en vigencia del TLC entre Colombia y Costa Rica significaría un impulso mayor al comercio entre ambos países.
Nuestro país abrirá de forma inmediata el 70% de su universo arancelario a los productos colombianos, mientras que Colombia hará lo mismo con un 69% de su oferta.
“El TLC trae consigo una base a largo plazo para que los exportadores sepan que las reglas se van a mantener y la parte arancelaria, al bajar, nos hace más competitivos”, comentó Álvaro Gómez-Escalante, director de Proexport.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios