Enviar
A un mes de la fecha límite aún quedan ocho proyectos pendientes de aprobación
Prórroga para agenda del Cafta toma fuerza

• Promotores del acuerdo comercial y Poder Ejecutivo analizarán eventual prórroga la próxima semana
• Ayer se aprobó en primer debate el proyecto de Adhesión al Tratado de Budapest

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La aprobación ayer en primer debate del Tratado de Budapest dio apenas un respiro a los diputados en su carrera para ratificar la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
Sin embargo, justamente dentro de un mes se cumplirá el plazo establecido en el acuerdo comercial para que Costa Rica aprobara la agenda de implementación, lo que hace prácticamente inevitable considerar que el tiempo no alcanzó.
Ayer las fracciones legislativas coincidieron en este sentido, incluso Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana respaldaron la posición del resto de los partidos políticos como el Movimiento Libertario y de otros diputados independientes, sobre la conveniencia de negociar con Estados Unidos y el resto de los países centroamericanos la solicitud de prórroga.
Desde inicios de este año cuando LA REPUBLICA constató la intención del Gobierno de solicitar una extensión del plazo para aprobar la agenda del Cafta, el tema de la prórroga tuvo mayor eco tanto en el Congreso como a lo interno del Poder Ejecutivo.
En este sentido, el presidente Oscar Arias ha asegurado que el tiempo que se pediría de más, posterior al 29 de febrero, no sobrepasaría los tres meses.
En la primera semana de febrero los diputados que respaldan el acuerdo comercial se reunirán con el Ejecutivo para analizar el calendario y el avance de cada una de las leyes pendientes y con base en ello solicitar la prórroga.
“Ya tenemos que ser realistas, este mes no saldrán aprobados todos los proyectos, esperamos que la prórroga se negocie cuanto antes y que sea por poco tiempo y no mucho”, aseguró Francisco Antonio Pacheco, presidente del Congreso y diputado oficialista.
Lorena Vásquez, jefa de la Unidad Social Cristiana, estimó que “a pesar de que se tendrá que recurrir a una prórroga el tiempo apremia” y se debe intensificar el ritmo de trabajo a lo interno del Congreso, posterior al 29 de febrero.
Al igual que en el Congreso, en Casa Presidencial las responsabilidades del incumplimiento del plazo se dirigen contra el Partido Acción Ciudadana (PAC), lo que a la fracción rojiamarilla parece no preocuparle.
“Desde hace mucho tiempo se sabía que no se iba a llegar al 29 de febrero con la agenda aprobada, esto es un chivo expiatorio en contra de nuestra fracción”, argumentó Elizabeth Fonseca, jefa de fracción del PAC.
El anuncio alarmó al sector empresarial del país, que hasta la semana pasada confiaba en el discurso del oficialismo que decía que aún era viable cumplir con el plazo establecido.
“Esto es un riesgo muy grande, en el mejor de los casos significa negociar con Centroamérica cosas ajenas al Cafta para que cedan darnos una prórroga, pero además en Estados Unidos están en plena campaña política, por lo que no sería raro que los demócratas traten de oponerse”, consideró Carlos Echeverría, gerente de mercadeo de Florida Ice & Farm.
Entre tanto, anoche los diputados aprobaron en primer debate el proyecto de Adhesión al Tratado de Budapest; 35 legisladores de los 52 presentes en la sesión votaron afirmativamente, mientras que 17 lo hizo en contra.
Este proyecto establece un sistema uniforme a nivel internacional para el depósito de microorganismos que forman parte de un invento, siguiendo los lineamientos de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI).
El convenio entró en vigencia a partir de 1980 en 66 naciones, entre ellas Canadá, Cuba, Francia, México, España, Japón, Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Suiza y Alemania. Pese a que Costa Rica desde los años ochenta forma parte de la OMPI, no había ratificado su adhesión a este tratado.

Ver comentarios