Enviar
Firmas estadounidenses temen por los efectos sobre sus finanzas si se aprueba impuesto a los beneficios generados en el extranjero
Propuesta fiscal de Obama provoca incertidumbre local
• A nivel local preocupa incidencia en los niveles de inversión y generación de empleo

Karen Retana
[email protected]

Los planes de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, de cobrar impuestos a los beneficios generados en el extranjero por las empresas estadounidenses, ha producido preocupación en el mercado local por las repercusiones que podría ocasionar en materia de inversión y creación de empleos.
La expectativa de Obama es generar $210 mil millones en diez años mediante la prohibición de deducciones que las empresas aplican en sus declaraciones de impuestos, por gastos en sus operaciones en el extranjero.
Esto afectaría directamente a unas 400 firmas estadounidenses que operan en Costa Rica y que impulsan unos 200 mil empleos. El 80% de las exportaciones nacionales es generada por dichas compañías.
Si la propuesta es aprobada en el Congreso estadounidense, firmas de tecnología como Hewlett-Packard (HP), Cisco System, Microsoft, e IBM —las cuales tienen presencia en el país— se verían afectadas debido a que este sector en específico ha experimentado un fuerte dinamismo en ventas en el extranjero debido a la demanda.
“Estamos estudiando la propuesta de Obama. Especialmente con los impuestos es necesario prestar suma atención a los detalles”, dijo Check Mulloy, portavoz de Intel en un comunicado.
En Western Union indicaron que la propuesta planteada debe pasar por el Congreso y en este momento no está claro cómo él mismo reaccionará.
Es necesario tener mayor claridad sobre las medidas específicas planteadas. Western Union es una compañía global y su centro de servicios en Costa Rica se ha consolidado durante el último año, sostuvo Douglas Sánchez, director de comunicaciones.
“Esto realmente golpea a la mayoría de las firmas que integran la lista de Fortune 100 y que dependen de un gran acuerdo sobre crecimiento en el exterior para aumentar sus ganancias totales”, dijo Drew Lyon, de la oficina de Washington de PricewaterhouseCoopers que asesora en impuestos.
Cerca de la mitad de las ganancias de las firmas multinacionales se obtiene en el extranjero, añadió.
Este tipo de medidas manifiestan una clara intención del gobierno del presidente Obama en desestimular la inversión fuera de Estados Unidos.
"Evaluamos el panorama, no dudo que la Cámara de Comercio de Estados Unidos de una batalla fuerte", dijo Linda Solar, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio.
Ver comentarios