Promesa de maternidad incumplida
Enviar

Atraso de fertilización es culpa de los diputados

Promesa de maternidad incumplida

Aquellas parejas que pueden, salen del país a recibir tratamiento in vitro

En este Día de la Madre, sigue siendo una meta lejana la posibilidad de que una mujer que lo necesite, acceda a tratamientos de fertilización.

201308142306110.n11.jpg
Johnny, Mariana y Carlos Andrés son los tres milagros en nuestro matrimonio, indicó Mildred Rodríguez, madre. Esteban Monge/La República
Las parejas que se encuentran en esta situación, tienen que buscar el tratamiento en otros países, a un costo alto.
Esta situación es contraria a lo que debería suceder, pues existe el compromiso de parte del Estado, tras una sentencia, de ofrecer estos servicios; sin embargo, el paso del papel a la práctica no se ha dado, afectando al 10% de la población, según la Organización Mundial de la Salud.
El derecho de las mujeres de someterse a un tratamiento de fertilidad sigue estando limitado, por culpa del atraso en la aprobación de una ley.
“No creo que tengamos una ley en este gobierno, hay que ser realistas, la oposición es tal, que quizá en el próximo se logre”, dijo María Eugenia Venegas, diputada del PAC.
Actualmente, el proyecto enfrenta 400 mociones, que impiden su votación en el Plenario.
Este incumplimiento daría a las parejas afectadas el derecho de ser compensadas por el Estado, lo cual implicaría un alto costo para el público.
Actualmente hay 19 demandas ante el Tribunal Contencioso Administrativo de parejas afectadas por la falta de legislación, mientras otras 37 se encuentran en espera de iniciar el proceso.
201308142306110.n1111.jpg
Mientras tanto, las parejas resuelven de la manera que esté a su alcance para construir una familia con hijos.
Viajar al extranjero para someterse al tratamiento de fertilización es el camino que tomaron cuatro de las 18 parejas que hace más de una década demandaron al Estado por prohibir esta práctica médica.
Ese es el caso de Mildred Rodríguez, que es madre de trillizos, Johnny, Mariana y Carlos Andrés, quienes tienen un año y 11 meses.
“Cada día es como un regalo de Dios”, afirmó Rodríguez.
Sin embargo, para tener los hijos tuvo que viajar a Panamá para recibir el tratamiento, a un costo de $8 mil, el cual habría sido menor si el tratamiento fuera legal en el país.
De esa forma, hubiera evitado los gastos de viajes y hospedaje, entre otros.
Unas 800 parejas están identificadas por la Caja como candidatas a recibir el tratamiento de fertilidad in vitro.
Lo único que puede hacer la institución en este momento es realizar tratamientos hormonales y de reproducción asistida, ya que la ley los limita a eso.
Costa Rica tiene la obligación de ofrecer el tratamiento de fertilización artificial, a más tardar el 22 de junio pasado, tras el fallo de seis meses antes emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Sin embargo, todavía no hay ley.
Esta situación incluso generó el divorcio de algunas de las parejas que luchaban por la maternidad, por lo que desistieron de la demanda original.
Se considera infértil a una pareja cuando no logra un embarazo después de dos años de vida sexual activa sin la utilización de métodos anticonceptivos y en ausencia de otras condiciones naturales que pudieran impedir la concepción.

201308142306110.n111.jpg
Viajé a España para realizarme el tratamiento pero no dio resultado, explicó Ileana Yamuni, demandante. Marco Monge/La República

201308142306110.n11111.jpg

201308142306110.n111111.jpg

Angie Calvo
[email protected]

Ver comentarios