Priorizan proyectos viales a candidatos
Priorizar los intereses técnicos a los políticos del país, es el fin de Grupo integrado por José Manuel Sáenz, de la Asociación de Carreteras; Guillermo Loría, de Lanamme, y Olman Vargas, del CFIA. Esteban Monge/La República
Enviar

Entregan ideas con insumos técnicos respecto a infraestructura y administración vial

Priorizan proyectos viales a candidatos

Reorganización de Mopt y Conavi, mejoras en expropiaciones y contratación, las propuestas

Hay temas sensibles que deben solucionarse en el país, uno de ellos es la atención de la red vial nacional, que sin duda será el reto para el próximo gobierno junto al déficit fiscal.

201311282308020.n66.jpg
El problema es que ambos carecen de consenso entre los sectores, partidos y autoridades.
El Grupo Consenso entregó ayer a los candidatos a la presidencia el informe denominado “Red Vial, un reto para Costa Rica”, en el que prioriza los proyectos viales a realizar con los recursos existentes por empréstitos internacionales.
Incluye además, las recomendaciones para reorganizar el Ministerio de Obras Públicas, el Consejo Nacional de Vialidad, así como cambios en legislación y gestión de obras de carreteras en el país.
Este grupo es conformado por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme), el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos, la Unión Costarricense de Cámaras, Cámara Costarricense de la Construcción, los consultores en arquitectura e ingeniería y la Asociación de Carreteras y Caminos de Costa Rica.
Desde 2011 han hecho propuestas de trabajo a la Presidencia para optimizar la inversión de los proyectos de infraestructura en el corto plazo.
“Tenemos un consenso entre los sectores que más conocemos de infraestructura para hacer esta propuesta, que es importante para el desarrollo de Costa Rica; en este tema que hoy es muy sensible, es un logro muy importante”, explicó José Manuel Sáenz, de la Asociación de Carreteras.
Entre las recomendaciones, está la reorganización del Mopt y el Conavi y su fortalecimiento, en el que limitarían a este último a la conservación de la red vial y no tendría derecho en los temas constructivos.
“El Conavi no debe construir obra nueva —eso es único en los fondos viales del mundo—, debe ser solo de conservación, es un problema porque lo saca del rango de acción que tienen; el fondo del Conavi no tiene que ser para nuevos proyectos”, indica Guillermo Loría, de Lanamme.
Otro es que exista un plan integral de gestión de proyectos para el país, en los próximo 20 años, no puede ser—indican los especialistas— que cada cuatro años o menos cuando se cambia el ministro del Mopt, tenga que iniciarse nuevamente con el manejo de estos.
“En diseños por ejemplo tenemos un problema grave, lo que hoy se hace, lo ejecutan con diseños desfasados de diez a 15 años atrás, cuando ya ha cambiado el tráfico, seguramente que la geografía, eso tiene muchos problemas”, indica Loría.
Es por la falta de administración de proyectos que las obras cuestan el doble de lo que se presupuestó, y esto podría solventarse modernizando la legislación de Conavi.
Mientras tanto, el cambio en la Ley de Contratación Administrativa debe reformar los plazos, son extensos.
“Hemos conversado con constructoras gigantes de países desarrollados, donde indican que una intersección de tres pisos como la que se necesita en el cruce de la Pozuelo, se puede realizar en tres meses, devolveríamos la confianza al pueblo sobre que sí podemos hacer estos proyectos”, concluyó el especialista de Lanamme.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

 

Ver comentarios