Enviar
Mientras el crecimiento en venta de computadores de escritorio se estanca, la de laptops crece a doble dígito
Portátiles atraen a consumidores
Fabricantes varían estrategias para atender la nueva tendencia en el segundo semestre del año

La movilidad y el surgimiento de tecnologías más amigables en el segmento de las computadoras portátiles motivan a empresas y consumidores a preferir su uso frente a las tradicionales de escritorio.
Los fabricantes de mayor peso ya entendieron el mensaje, y para el segundo semestre de este año plantean una estrategia fuerte de mercadeo para el fenómeno incrementando las ventas de laptops.
Ahora los equipos portátiles han superado las desventajas que tuvieron en otro momento en rendimiento.
Además, mejoraron el diseño para que estos equipos sean más resistentes, incorporaron tecnología para que puedan funcionar más de 24 horas con batería, y facilitaron la conectividad para el acceso y uso de Internet.
Las empresas ven oportunidades en la portabilidad. Por ejemplo, dotar a sus empleados de laptops les permite mantener a su recurso humano conectado, y garantizar que así lo estará cuando deba trabajar fuera de la empresa.
Las agendas de conferencias, reuniones, viajes e incluso, el teletrabajo, dan valor agregado a la compra de computadoras que puedan llevarse a todas partes.
Por otro lado, el consumo energético y el mantenimiento ya no representan mayor desventaja con respecto a los equipos de escritorio.
Por eso, es cada vez más común que las empresas sustituyan el equipo informático de aquellos cargos que cumplan con ese requisito de portabilidad, lo cual ayuda a que las laptops ganen terreno.
“Ahora el negocio de portátiles se vuelve más importante por la tendencia de consumo, que se ve tanto en personas como empresas”, afirmó Roberto René Picado, gerente de Dell para Costa Rica.
El segmento corporativo es el que más interés genera para los grandes. Hewlett-Packard (HP) es un ejemplo de esto en las empresas locales.
A manera de diferenciación, esta marca pone énfasis en la seguridad que ofrecen los equipos portátiles, para proteger la información corporativa. A diferencia de un equipo doméstico, en uno corporativo es más importante la seguridad, explicó Luis Amón, director de CMA, representante de la marca en el istmo.
“Los empresarios, previo a comprar un equipo, deben analizar su respaldo, funcionalidad y seguridad, así como la educación de la persona a quien se le dará para que pueda obtener beneficio”, agregó Amón.
Los comercios también entienden el cambio y modifican la oferta para satisfacer los nuevos gustos del consumidor doméstico. De hecho, el segmento de tecnología es uno de los más dinámicos en tiendas.
Todo lo relacionado con dispositivos que permitan revisar el correo, navegar en Internet, modificar documentos de trabajo y combinar esa posibilidad de comunicación con entretenimiento es el segmento que domina el mercado.
Además, el consumidor busca siempre la novedad en celulares, o lo último en aparatos electrónicos por seguir una moda, o realizar una meta aspiracional.
Esto se refleja en los mayores espacios dedicados a este tipo de artefactos.
“Para nosotros la venta de un aparato portátil como un IPad, frente a uno fijo como una computadora de escritorio es de diez a uno; a nivel de percepción las ventas crecieron como un 30% el último año. Esa es la tendencia y en esa dirección va el comercio”, explicó Jordan Salazar, gerente de Tecnología de Universal.
Por eso, esta tienda por departamentos invirtió en una nueva sala de exhibición para comercializar los IPads, aparato exitoso en ventas en Estados Unidos y que se espera tenga un suceso similar en el mercado local.
A las constantes novedades e innovaciones tecnológicas de la industria para fomentar el consumo, se suma una reducción en el costo de los aparatos. Por ejemplo, actualmente es más factible que en una casa cada hijo tenga una netbook, en lugar de invertir en un equipo fijo que debe ser compartido.


Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios