Enviar
Costarricenses deberían modificar mentalidad sobre la basura en menos de 15 años

Plan busca cambiar costumbre sobre desechos

• Al menos un 60% de los ríos y cuencas está contaminado

• Iniciativa promoverá creación de rellenos sanitarios regionales


María Krystal Echeverría
[email protected]

El plan es ambicioso. La meta es cambiar las malas costumbres que por décadas han mantenido los costarricenses en materia de desechos en menos de 15 años.
El manejo inadecuado de los desechos sólidos en el país ha sido uno de los causantes de la contaminación de gran parte de los ríos nacionales y consecuentemente de problemas de salud en la población.
Esto se debe a que por mucho tiempo el país no ha contado con las debidas prácticas de recolección de residuos por problemas como el mal diseño de planes por parte de gobiernos locales, la falta de rellenos sanitarios regionales así como una escasa cultura de reciclaje por parte de los habitantes.
Ahora, esta situación pretende ser cambiada casi de tajo, con la implementación de un Plan Nacional de Residuos.
Mediante el lema Costa Rica, Pura Vida, Juguemos Limpio con la Basura, se pondrá en práctica el nuevo plan que buscará impulsar acciones de reducción, recuperación de materiales y tratamiento de los residuos sólidos producidos en el país.
“Se busca que las personas eliminen la idea de que la basura es basura. Se debe pensar que los residuos pueden ser aprovechados, que tienen un valor y usos tanto post-consumo como post-industrial”, mencionó Wilfried Hülstrunk, director del programa Competitividad y Medio Ambiente (CYMA).
La iniciativa busca que en un plazo de 15 años el país adecue las técnicas de recolección de los residuos.
“Queremos cambiar el concepto de basura a residuo, para que las personas entiendan que tienen un valor agregado que se puede aprovechar, como en el caso de los residuos agropecuarios que se podrían utilizar para energía”, expresó María Guzmán, directora de Gestión Control Ambiental del Ministerio del Ambiente y Energía.
Mediante la implementación de diferentes acciones se corregirán errores de recolección y se llamará a la sociedad a separar los desechos generados.
Entre las acciones que incluye se destacan reformas a la legislación sobre residuos, sensibilización y educación a la población para fomentar el reciclaje y la separación de desechos, así como la introducción de tecnologías innovadoras para aprovechar la basura.
Solo en 2006, la población llegó a producir 3.760 toneladas diarias de desechos sólidos, los cuales terminaban en cuencas, ríos y aceras.
Esto debido a que el 85% de las municipalidades utiliza servicios de recolección que carecen de financiamiento para camiones, mantenimiento y capacitación de sus operarios.
Con el proyecto se pretende capacitar a los gobiernos locales para desarrollar planes de desechos en conjunto con instituciones locales y empresas.
“Las personas deberán separar los desechos que serán recolectados e impulsaremos a las autoridades de cada cantón a cubrir las necesidades de la población mediante la proporción de sostenibilidad en la recolección”, afirmó Fabio Molina, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal.
Debido a la inexistencia de rellenos sanitarios fuera de la Gran Area Metropolitana, se calcula que por lo menos un 60% de los ríos se encuentra contaminado con desechos sólidos, por lo cual se pretenderá crear rellenos regionales para cubrir la necesidad actual de zonas de tratamiento.
“Tenemos un proyecto que espera en cinco años crear rellenos sanitarios en zonas fuera del Area Metropolitana. Por ejemplo, en la zona de Guanacaste queremos realizar al menos dos rellenos y uno en las demás provincias”, concluyó José Luis Vargas, director de Protección al Ambiente del Ministerio de Salud.

Ver comentarios