Enviar
Entrada de cadenas internacionales y desarrollo inmobiliario obliga a cambiar estrategias
Pequeños hoteles buscan alternativas para competir

• Empresarios apuestan por servicio personalizado, promoción de la cultura costarricense y una orientación hacia la sostenibilidad
• Organizaciones del sector privado se alían en busca de cooperación recíproca

Karen Retana
[email protected]

La llegada de poderosas cadenas internacionales con suficiente capital para levantar palacios turísticos ha puesto a correr a los pequeños hoteleros, quienes unen fuerzas para sacar adelante su operación.
La plataforma hotelera costarricense está dominada en un 80% por hoteles pequeños; es decir, aquellos que cuentan con menos de 50 habitaciones.
Aunque el establecimiento de los megacomplejos unido al imparable desarrollo inmobiliario podría amenazar la subsistencia de hoteles de tamaño pequeño, lo cierto es que estos buscan cómo diferenciarse.
Muestra de ello fue la creación de un grupo hotelero denominado Small Distinctive Hotels compuesto por ocho hoteles cuyo interés es convertirse en un grupo que ofrece exclusividad, alto nivel de servicio y convivencia con la naturaleza.
El grupo también busca diferenciarse promoviendo una experiencia auténtica en Costa Rica, resaltando valores y tradiciones de la zona donde se encuentra ubicado.
“Nuestro enfoque es hacia lo local, a lo costarricense, que exista una conexión con la cultura, lo cual es una ventaja para competir con los grandes”, sostuvo Hans Pfister, director ejecutivo de la agrupación.
La filosofía del grupo no es tamaño sino calidad, agregó el representante.
Los hoteles que pertenecen a este grupo son el Grano de Oro, Capitán Suizo, Villas Caletas, Florblanca, Casa Turire, Peace Lodge, Kiara Resorts y Arenas del Mar.
Además de esta iniciativa, ayer la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo (Acoprot) firmó un acuerdo de cooperación con la Red Nacional de Pequeños Hoteles, compuesta por 80 complejos.
La alianza tiene como objetivo establecer procesos que permitan mejorar la competitividad de este sector como por ejemplo a través de la capacitación de su capital humano y por medio de la asistencia técnica, señaló Carlos Lizama, presidente de Acoprot.
Ambas organizaciones evaluarán la viabilidad de impulsar proyectos conjuntos.
“Estamos considerando estratégicos los programas de capacitación, las bolsas de empleo y las actividades de promoción turística internacional, implementación de mejores prácticas y de sistemas tecnológicos de información”, señaló Jane Lemaire, presidenta de la red.
La red de hoteles busca que el huésped se sienta como en su casa. “Somos pequeños en infraestructura no así en servicio, aseguró la representante.
Uno de los complejos que forman parte de la red es Casa Roland, que ha dado énfasis a los detalles en su infraestructura y el arte.



Ver comentarios