Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



NACIONALES


Pequeñas empresas fuera del ring crediticio

Fabiola Castillo [email protected] | Miércoles 08 septiembre, 2010



Deben tener ingreso mensual de más de ¢1 millón para optar por financiamiento
Pequeñas empresas fuera del ring crediticio
Entidades financieras ofrecen créditos, pero estos solo se adecuan a ingresos de compañías medianas
Excepcionalmente las pequeñas empresas logran conseguir dinero para desarrollarse

Si se tratara de una pelea en un cuadrilátero, cuyo premio fuera conseguir un préstamo, los dueños de pequeñas empresas perderían la batalla en el primer round por carecer de condiciones para estar ahí.
Entre las principales trabas que encuentran los empresarios al solicitar un crédito está la obligación de contar con un ingreso mensual mínimo de ¢1 millón (hasta ¢20 millones) además de la facturación de los últimos periodos fiscales, un detallado plan de negocios que justifique sus ganancias, tener empresas grandes que respalden su cartera de clientes y obviamente un expediente crediticio inmaculado.
Las entidades financieras aseguran brindar todas las facilidades para apoyar al pequeño empresario, pero a la hora de prestar el dinero muchas quieren cubrirse del riesgo de insuficiencia patrimonial, debido a que la mayoría de las pymes fracasan en el primer año, ya sea por falta de asesoramiento, de dinero para continuar o de un mercado saturado.
“En el BAC San José somos bastantes conservadores para emitir un préstamo a compañías que vienen iniciando, dependerá del giro comercial de la empresa, los socios que estén detrás y eventualmente del tipo de garantía que nos quieran dar”, explicó Javier Sancho, gerente de la entidad financiera.
Aunque la mayoría de entidades bancarias solicitan a las pymes al menos dos años de ejercer, esto puede cambiar si estas poseen ganancias muy altas o son proveedoras de grandes compañías.
“No hay un límite de años de estar en el mercado para que una pyme pueda acceder a un crédito, siempre que cuente con capacidad técnica demostrada en el negocio y facturación de al menos ¢20 millones al mes”, explica Mario Hernández sub gerente general de Banco Lafise.
Mientras tanto el Banco de Costa Rica cree prudente comprobar la capacidad de pago de la compañía, “todo estudio de crédito debe ir acompañado de una indagación para verificar la información de la MiPyme’s”, aseguró Mario Rivera, gerente general de la entidad.
Por su parte, Scotiabank solicita registrar ingresos o ventas menores a los $3 millones anuales y poseer dos años de experiencia en el negocio —si tiene menos de ese tiempo, deberá presentar requisitos adicionales—, afirmó Oscar Ferraro, gerente Senior de Productos de Scotiabank.
La mayoría de estas entidades consultadas ofrecen un aval de garantía del 75% del monto del crédito, además de asesoramiento especializado a las pymes con el objetivo de que estas no fracasen.
No obstante a todo lo anterior, y aunque actualmente es muy difícil optar por crédito si se es una empresa primeriza, existen entidades que muestran como llevar económicamente una pymes. Estas les prestan de acuerdo a su ingreso líquido.
Entre los comercios triunfadores en esta batalla contra los requisitos podemos encontrar el ejemplo de la ferretería El Angel, que inicio hace diez años.
“En un principio fue muy difícil optar por crédito, tuvimos que hacer primero un préstamo personal para poner nuestro negocio, después pudimos ampliarlo gracias a un préstamo para pymes en el banco Popular, porque la mayoría de las entidades nos cerraron las puertas con los múltiples requisitos”, comentó Odinei Víquez, propietaria de ferretería El Angel.

Fabiola Castillo
[email protected]