Logo La República

Domingo, 24 de octubre de 2021



NACIONALES


Peligra rebaja a la deuda política

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 15 enero, 2013

“Esto de devolver el proyecto a comisión es una maniobra para evitar su aprobación”, se quejó Yolanda Acuña, jefa de fracción del PAC.Gerson Vargas/La República


El PLN devolverá proyecto a comisión

Peligra rebaja a la deuda política

Iniciativa pretende dejar en ¢23 mil millones contribución a partidos

La reducción de la deuda política a prácticamente la mitad podría quedar en tan solo un intento para las próximas elecciones.
A pesar de que en este momento solo hace falta aprobar el proyecto en primer debate, la bancada oficialista de Liberación Nacional se niega a debatir este tema en el corto plazo.

Por el contrario, echará para atrás en la discusión con el objetivo de esperar a que el TSE presente su propuesta de reformas electorales y así trabajar sobre una única iniciativa.
Pero, si se toman en cuenta los tiempos legislativos, es poco probable que se dé la reducción de la deuda política antes de los comicios.
Esto porque el Congreso dura hasta dos años en promedio para aprobar en primer debate un proyecto de ley.
Además, a partir de la convocatoria a elecciones en octubre de este año, la normativa electoral prohíbe cualquier cambio en las reglas del juego.
En noviembre del año pasado, la comisión de reformas electorales dictaminó un proyecto para reducir de ¢43 mil millones a ¢23 mil millones el monto de la deuda estatal.
Ahora, el Poder Ejecutivo no lo convoca a las sesiones extraordinarias, y el PLN no está dispuesto a votarlo en primer debate todavía.
“No queremos llenar el Código Electoral de un montón de parches, sino aprobar un proyecto con todas las recomendaciones que nos haga el órgano electoral y las que consideren los señores diputados”, indica Fabio Molina, jefe de fracción del PLN y presidente de la Comisión de Reformas Electorales.
En principio, el órgano electoral presentará antes de finalizar este mes sus recomendaciones.
De acuerdo con las reformas que plantea el TSE, es probable que la discusión se complique en este tema, ya que el órgano electoral pretende incluir varias reformas polémicas.
Entre ellas, la eliminación de los bonos de la deuda política y su sustitución por un sistema de minidonaciones.
Asimismo, planea aumentar la fiscalización de los partidos.
Para la oposición, la decisión que han tomado los verdiblancos, tiene como objetivo evitar la reducción de la deuda.
“No hay que retroceder nada en este tema, pues se corre el peligro de evitar la reducción. Esto de devolver el proyecto a comisión es una maniobra”, se quejó Yolanda Acuña, jefa de fracción del PAC.
La deuda política es la contribución que hace el Estado a los partidos para que financien sus operaciones de campaña y se cubre con los impuestos que pagan los costarricenses.
De acuerdo con la ley, únicamente las agrupaciones que logran un 4% de los votos válidos para presidente de la República, o los que logran al menos un diputado, tienen derecho a la deuda.

Esteban Arrieta
earrieta@larepublica.net


 






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.