Enviar
Pases en corto

Cristian Williams
[email protected]lica.net  

* Vaya la calidad de asesores que tuvieron los equipos previamente a la final. Mientras Alvaro Saborío apoyó a Saprissa, Paulo César Wanchope estuvo en el camerino florense motivando a sus ex compañeros.

* El canto más repetitivo en la fiesta morada fue el cumpleaños feliz, que se lo dedicaron una y otra vez a los seguidores florenses, que ya suman 15 años sin celebrar un campeonato.

* Qué clase de regañada le dio el silbatero Walter Quesada a Leonardo González, cuando quiso seguir jugando, pese a la pólvora que lanzaban los aficionados. González bajó la cabeza y se devolvió calladito.

* Hablando de pólvora. Qué tipo de controles hacen en la entrada del estadio Saprissa, porque por la cantidad de petardos que explotó ayer la Ultra, debió existir complicidad para que la dejaran entrar.

* Lo que más puso a sudar a Jeaustin Campos fue poder convencer a los seguidores de su equipos de que se bajasen de la malla, para permitir que el juego continuase.

* Aunque la Liga Deportiva Alajuelense no estuvo en la final, los morados no la dejaron de lado y cada vez que podían la recordaban en sus cánticos.

* Hablando del equipo manudo, fue claro que no es lo mismo ser campeones ante Herediano que ante Alajuelense. La celebración ayer fue sencilla, ni parecida a cuando superan a los rojinegros.

* Jeaustin Campos, aparte de ponerse la camisa conmemorativa al campeonato 26, no soltó un puro especial, con un envoltorio dedicado al equipo campeón.

* Fausto González no soltó la pelota con la que se jugó la final, primera de su carrera deportiva y para evitar malentendidos se la pidió a Walter Quesada. No quiere que le pase lo mismo que a Wardy Alfaro.
Ver comentarios