Panamá está de moda
Enviar
Fuerte plan de atracción de inversiones rinde frutos
Panamá está de moda
Reto tico es mantener liderazgo en turismo

Panamá podría mejorar su posicionamiento turístico en los próximos años debido a una fuerte inversión en infraestructura, mientras Costa Rica debe diversificar su mercado para mantener su liderazgo en este sector.
En una comparación cercana de ambos países, dejando de lado para efectos de este artículo la parte social, destaca que los canaleros están imponiendo su ventaja económica a través de infraestructura, mientras Costa Rica aún está planeando cómo depender menos del desempeño de su principal socio comercial, Estados Unidos.
Estas características ubican a Panamá como el país de mayor crecimiento económico en América Latina con una tasa de 8,5% para este año, mientras que las proyecciones para Costa Rica son mermadas, del 3,2%, afirma la Comisión Económica para América Latina (Cepal).
Costa Rica es líder en turismo en América Central desde hace 15 años y su principal mercado es el estadounidense.
En el caso panameño, el gobierno de Ricardo Martinelli está invirtiendo $13 mil millones en un programa de infraestructuras que incluye la construcción de un metro en la capital, nuevas carreteras y hospitales que atraen mayores inversiones, incluidas las turísticas, dijo la Cepal.

La meta panameña para este año es atraer 2 millones de turistas. El año pasado unas 700 mil personas visitaron la nación canalera, según datos del Ministerio de Turismo de ese país.
Por su parte, Costa Rica busca aumentar en un 5% la llegada de turistas, es decir, pasar de 2,1 millones del año pasado a unos 2,7 millones para 2016, establece el nuevo Plan Nacional de Desarrollo Turístico 2010-2016, el tercero publicado en los últimos nueve años.
Este es el primer plan turístico con tres metas claramente establecidas, que incluyen incrementar en un 10% el número de habitaciones con la declaratoria turística, y certificar a 500 empresas como sostenibles.
El Instituto Costarricense de Turismo desarrolló el plan que contempla una estrategia de diversificación de la oferta del país más allá de sus tradicionales productos y que se enfocará en segmentos de turismo rural, negocios y convenciones, salud, social y pesca deportiva, pero no ahonda en el tema de infraestructura.
“Lo que menciona el plan es que hay algunas cosas más relevantes específicamente para turismo que vamos a necesitar hacia el futuro. En turismo, Costa Rica no tiene por qué temerle a nadie”, dijo Rodolfo Lizano, líder de Macroproceso de Planeamiento y Desarrollo del Instituto.

Silvia Pardo
[email protected]

Ver comentarios