Enviar
Costa Rica agrandaría diez veces su territorio si firma la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos del Mar
País protegería jurisdicción sobre sus océanos

• Beneficio de esta ampliación podría traducirse en miles de billones de dólares en minerales y pesca, según expertos

Pablo Mora
[email protected]

Costa Rica podría ampliar diez veces su soberanía si expande su jurisdicción sobre el mar territorial, el cual se encuentra en las 200 millas náuticas desde la costa (600 kilómetros terrestres).
Sin embargo, el reloj está en contra de esta decisión. El país tiene hasta el 13 de mayo del año próximo para ratificar su soberanía en la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos del Mar (UNCLOS, por sus siglas en inglés), fecha límite de la prorroga.
De esta forma el territorio nacional pasaría de tener los 58.100 kilómetros cuadrados actuales (contando el suelo continental y las 12 millas náuticas de la costa) a alrededor de 600 mil kilómetros cuadrados.
El país tenía “derecho exclusivo de explotación comercial” desde 1975 en su mar patrimonial, de acuerdo con la Constitución Política. No obstante, este no es reconocido como aguas soberanas costarricenses a escala internacional, para lo cual se requiere enviar una petición de adición a la UNCLOS.
A la vez, esta expansión territorial permitiría al país sellar su protección sobre los recursos oceánicos y submarinos, calculados en al menos $2.400 billones según las previsiones de Guillermo Quirós, oceanógrafo físico, y de otros científicos nacionales.
“El subsuelo marino tiene hidrato de metano, que podría alcanzar para 350 años de independencia energética. A esto hay que sumarle el valor de los yacimientos naturales ubicados en la cordillera Cocos, la cual tiene una extensión de 950 kilómetros de largo por 250 kilómetros de ancho”, especificó Quirós.
Incluso, no sería necesario excavar para encontrar las primeras riquezas de esa región acuática. Se cree que en toda el área se podrían pescar unos 100 mil atunes de aleta amarilla al año. Si se toma en cuenta que cada pez pesa unos 100 kilos, se podría hablar de unos $250 millones por año, aseguró este experto.
Las posibilidades de expansión territorial y los réditos económicos fueron suficientes argumentos para convencer a Alexander Mora, diputado del Partido Liberación Nacional, quien logró que todas las bancadas del Congreso apoyaran el pasado jueves la propuesta de Quirós, enviando una carta al Ejecutivo para apresurar su conclusión ante la UNCLOS.
Y es que todo este tema surgió en medio del debate sobre la posibilidad de que el Tratado de Libre Comercio (Cafta, por sus siglas en inglés) hiciera ceder al país parte de ese derecho de explotación a las otras naciones firmantes, y específicamente, a Estados Unidos.
Pero más allá de las posiciones de uno u otro bando, el riesgo de que Costa Rica comprometiera su jurisdicción sobre las 200 millas náuticas fue reforzada por la versión de unos expertos de la UNCLOS, que visitaron el país a principios de junio y terminaron de mostrar al diputado liberacionista la urgencia de ratificar esa expansión.
“Al firmar esta convención se establece nuestro gobierno sobre las restantes 188 millas náuticas. No nos pone en enfrentamiento con el texto del Cafta porque este establece los derechos de Costa Rica sobre su territorio y además la ONU nos dará la libertad de regir toda esta zona”, explicó Mora.
La oportunidad que tiene el país de adjudicarse todas las riquezas ubicadas sobre el lecho marino y bajo este es “histórica”, si su explotación se negocia “de forma inteligente” mediante una concesión o un convenio bilateral con algún país desarrollado, expresó el legislador del PLN.
“Podríamos aprovechar todos esos recursos para invertir en salud, educación y combate a la pobreza. En resumen, bien utilizado, ese dinero nos convertiría en un país rico”, aseveró Mora.
Ver comentarios