Enviar
Existen alrededor de 700 mil costarricenses fumadores
País lidera consumo de cigarros


Yessenia Garita
[email protected]

A pesar de los daños a la salud que produce el consumo del cigarrillo, los costarricenses fuman en grandes cantidades, al punto que el país se ha convertido en el mayor consumidor de tabaco en Centroamérica.
En promedio, una persona fuma alrededor de 1.127 cigarrillos por año, seguido por Panamá, con 851 y Nicaragua con 738.
Aunque el costo por un paquete de 20 cigarrillos es similar en la región, los ciudadanos de los demás países mantienen un consumo más bajo, de acuerdo con estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Este elevado consumo tiene preocupadas a las autoridades de Salud, quienes trabajan en la reglamentación del Convenio para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aprobado recientemente por el Congreso, pero que no ha entrado en vigencia por falta de reglamentación.
Este acuerdo establece normas internacionales para el control del tabaco, publicidad, promoción, patrocinio, precio, empaquetado y etiquetado, así como protección frente al humo de tabaco en el ambiente; sin embargo, aún no existe una fecha para la entrada en vigencia de las nuevas reglas.
“Fumar es odiar a los que más amamos, queremos hacer un llamado a la conciencia de los fumadores para que entiendan que su vicio es dañino para todos. El tabaco es el enemigo público de la salud del país”, expresó María Luisa Avila, ministra de Salud.
Un tico gasta en promedio ¢18 mil al mes comprando cajetillas de cigarros. Esto representa al año alrededor de ¢216 mil, de acuerdo con un estudio del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).
Asimismo, se calcula que existen alrededor de 700 mil personas fumadoras. Además, el 85% de la población que no fuma activamente está expuesto al tabaco de otras personas
“Por mucho tiempo las personas han recibido información visual y auditiva incorrecta por parte de las firmas tabacaleras. El fumar encadena y daña a otros. No deseamos quedarnos atrás y queremos utilizar los mismos medios para contrarrestar esa información”, agregó Avila.
El problema del consumo de cigarrillos no solo afecta los bolsillos de los consumidores, sino el de las instituciones de salud.
Solo el año pasado, la Caja Costarricense de Seguro Social gastó más de ¢39 mil millones en la atención de enfermedades derivadas del consumo del cigarrillo, tales como cáncer de pulmón, boca y garganta, así como en infartos, y cada año mueren alrededor de 3.300 personas a causa de estos males.
El tabaquismo causa cerca del 90% de muertes por cáncer de pulmón en hombres y casi 80% en mujeres.
Después de Honduras y Guatemala, el país es el tercero con la tasa de mortalidad más alta en cáncer de pulmón, de acuerdo con los datos de la OPS.

Ver comentarios