Enviar
Pequeños y medianos productores podrían inclinar la balanza a favor de un aumento en las cosechas nacionales
País en alerta por crisis alimentaria

• Fortalecimiento en seguros y mejorar la situación de las carreteras podrían solucionar el problema
• Junta directiva del CNP se enfrenta a inminente reestructuración

Natasha Cambronero
[email protected]

Fortalecer a los pequeños y medianos productores y vigilar los movimientos de los mercados internacionales se perfilan como las posibles acciones que implementará el Gobierno para minimizar los efectos de una eventual crisis alimentaria en el país.
Los altos y continuos cambios en el precio del petróleo y el crecimiento en la producción de etanol a base del maíz han alterado el mercado de los granos.
De tal forma, que ha causado “una gran alerta a nivel nacional”, por lo cual se ha llegado a reformular la política agrícola en función de poder producir la mayor parte de las necesidades que se tienen.
Actualmente, en Costa Rica se siembran alrededor de 105 mil hectáreas de arroz, pero con esta nueva alternativa se pretende que en dos años se incremente a 165 mil hectáreas y así cubrir el 80
% (en este momento se produce solo el 48%) del producto y el 70% del suministro local de frijol y maíz blanco.
Mediante una articulación entre el sector privado y público se trabaja en asegurar la disponibilidad permanente de alimentos. Además, se apuesta a los pequeños y medianos productores como el factor que hará la diferencia en la balanza para aumentar las cosechas en el territorio nacional.
“Estamos hablando de producción para el consumo interno y sumado un mayor control y vigi
lancia del comercio internacional, para que paulatinamente incrementemos las áreas de producción local”, aseguró Javier Flores, ministro de Agricultura.
Con el objetivo de cumplir con esta meta, se trabaja en el fortalecimiento de los seguros de cultivo mediante acuerdos con el Instituto Nacional de Seguros (INS) para incrementar el área asegurada y disminuir el costo de los seguros.
Además, mediante una coordinación con el Ministerio de Obras Públicas y Transporte se buscará mejorar el estado de diferentes carreteras para facilitar el traslado de los productos; a esto se suma la necesidad de mejorar la infraestructura física del sector público para cumplir con esta meta.
Para esta nueva política se tienen establecidos alrededor de ¢7 mil millones; sin embargo, el proyecto se encuentra en estudio y será el próximo jueves que el Gobierno lo presente formalmente.
Por otra parte, Flores se presentó ayer en la Asamblea Legislativa, donde brindó una explicación a los diputados sobre los 18 créditos del Consejo Nacional de la Producción (CNP) que no cumplieron con los requisitos que decía la ley y aseguró una reestructuración en la junta directiva del CNP.

“La actuación de la junta directiva del CNP no fue oportuna, se perdió en el tiempo, no vio lo que estaba pasando ni lo que venía, por esta razón se requiere una reestructuración completa de la junta directiva del Consejo”, afirmó el Ministro.
Agregó que “fue materialmente imposible aprobar un proyecto sin que cumpliera una serie de requisitos, a menos de que la administración fuera muy flexible al evaluar los requisitos de los proyectos”.
De igual forma, se está analizando el puesto como viceministro de Carlos Villalobos, ya que él estuvo en la “noche mágica” donde se aprobaron los créditos.

Ver comentarios