Enviar
Agrupación asegura que “resultados equivocados” de las encuestas hacen que el Banco de Costa Rica no le gire el dinero correspondiente a bonos de deuda para financiar su campaña
PAC se queda sin dinero para publicidad
• Agrupación solo dispone de recursos para sufragar sus gastos corrientes y los del día de las elecciones
• Entidad bancaria asegura que otorga financiamiento a los partidos políticos de acuerdo con el modelo de riesgo definido y en igualdad de condiciones


Carlos J. Mora
[email protected]

A 17 días de las elecciones nacionales el Partido Acción Ciudadana (PAC) tuvo que suspender su publicidad por falta de dinero.
En el transcurso de las últimas semanas a la agrupación rojiamarilla se le ha complicado conseguir el financiamiento para su campaña para llevar a Ottón Solís a la Presidencia por falta de al menos ¢1.000 millones.
Los rojiblancos culparon de esto al Banco de Costa Rica (BCR), pues aseguran que la entidad no les querría girar parte del dinero correspondiente a sus bonos clase A, con los cuales pretendían hacer frente a las últimas semanas de campaña.
Ayer por la tarde Francisco Molina, jefe de campaña de Solís, achacó esta decisión del BCR a los resultados de las últimas encuestas difundidas por los medios de comunicación, los cuales coinciden en que Ottón Solís obtendría el tercer lugar en los comicios del 7 de febrero después de Laura Chinchilla de Liberación Nacional y Otto Guevara del Movimiento Libertario.
La última encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA dada a conocer en la edición de ayer ubica a Solís en el tercer escaño con un aparente respaldo del 12%, precedido por Chinchilla con un 43% y Guevara con un 27%.
“Nos tienen secuestrados, esto es un atentado a la democracia. Nos están amordazando en el momento clave de la campaña electoral, esto es muy grave pero estamos acostumbrados a pelear contra capitales millonarios y contra las encuestas; siempre los resultados han terminado dándonos la razón pues nuestra fortaleza está en la gente, vamos a intensificar nuestra campaña en la calle”, aseguró Molina.
“Se dispuso abrir líneas de financiamiento a los partidos políticos para las elecciones de 2010, con sustento en los mismos lineamientos y parámetros crediticios aplicados en las últimas tres campañas, los cuales se rigen por principios de igualdad de trato para todas las agrupaciones políticas”, cita el texto firmado por Mario Rivera, gerente general del BCR.
La decisión del BCR se basa en un modelo estadístico y de riesgo crediticio que permite evaluar técnicamente esta clase de operaciones especiales. Esto garantiza, bajo un riesgo calculado, que los fondos financiados bajo esta modalidad “se recuperen adecuadamente en apego a la sana administración de los fondos públicos que pertenecen a todos los clientes de esta Institución Bancaria”.
Para establecer el
monto máximo de financiamiento en la metodología que se aplica se toman en cuenta las encuestas de intención de votos. “A partir de la información probabilística que se deriva de estas, se proyecta el posible resultado que tendrá la agrupación política el día de las elecciones”, agregó Rivera.
De no llegarse a un acuerdo entre el BCR y el PAC en los próximos días, los anuncios del PAC ya no se verán en los canales de televisión nacional, excluyendo al canal 42, pues sus dueños sí le admitieron la modalidad de pago por medio de bonos clase B.
A raíz de esto, el comando de campaña del PAC valora acogerse a la deuda anticipada a la que tiene derecho, sin embargo aún no tienen claro qué entidad bancaria lo respaldaría con la garantía líquida que tiene que presentar para esto ante el Tribunal Supremo de Elecciones.
De momento lo único que la agrupación tiene asegurado es el dinero para enfrentar sus gastos corrientes y el dinero con que sufragará las actividades del día de la elección.
El monto destinado para el día de los comicios no fue precisado ayer por los dirigentes de la campaña, sin embargo días atrás Ronald Flores, encargado de transporte del PAC, dijo a este medio que para la movilización de sus electores disponían de ¢100 millones.
Ver comentarios