Enviar
El candidato presidencial de Acción Ciudadana reta los resultados de los estudios recientes de opinión
Ottón inicia nuevo round contra las encuestas
• En las dos anteriores contiendas electorales la agrupación rojiamarilla incrementó su respaldo popular en el mes previo a la elección
• Encuestadoras coinciden en que Solís se ubica en un tercer lugar de preferencia electoral, entre un 12% y un 14%

Carlos J. Mora
[email protected]

La Presidencia no ha logrado ganársela a sus adversarios, pero en las dos últimas ocasiones se les han ganado los rounds a las firmas encuestadoras del país.
El primer round se lo ganó en su segunda lucha por llegar a gobernar el país, el segundo en su afán de desechar un “modelo de desarrollo” —como él lo llama— con el que nunca estuvo de acuerdo. Ahora la incógnita que impera es si en esta tercera ocasión les volverá a ganar y si llegará a sentarse en la silla presidencial.
A 16 días de las elecciones nacionales y en medio de una ardua contienda electoral Ottón Solís, candidato presidencial por el Partido Acción Ciudadana (PAC), libra su tercer lucha por la Presidencia contra pronósticos estadísticos no muy favorables. Solís asegura que las cifras que reportan las encuestas “no son tampoco correctas” y que al igual que en 2006 y en la campaña del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) se equivocan.
Su lectura de lo que ocurre en “todos los rincones del el país” es que él y su agrupación “contarán con un mayor respaldo del electorado” y que logrará dirigir el país “con un gran número de diputados en el Congreso”.
El líder rojiamarillo basa su tesis en que las encuestas “están fallando de nuevo” en los resultados disímiles que dieron las compañías encuestadoras días previos a las elecciones de 2006 y el referéndum del Cafta, las cuales no se acercaron a los resultados reales.
En los comicios de 2006, la diferencia entre los pronósticos y el resultado de la elección fue abismal. Unimer apostaba que Solís tenía un 25% de apoyo nacional, mientras que CID Gallup le otorgaba un 21%; al final el aspirante del PAC sumó el 40% de los votos, frente a un 41% que obtuvo Óscar Arias.
En la lucha contra el Cafta, en la que Solís fue la principal cara del “No”, Unimer arrojó que este grupo se traería abajo la ratificación del convenio comercial con un 55% de los votos, CID Gallup apuntó a que el “Sí” triunfaría con un 46%.
Ante los cuestionamientos de Solís y de otros sectores de la población sobre la veracidad de las encuestas, las firmas tienen su defensa.
“En las elecciones de 2006, realizamos nuestra última encuesta en la primera semana de enero, o sea un mes antes del día de la votación, en un mes podría haber mucho cambio en la intención del voto, en este caso no es que el sondeo era erróneo, simplemente se trata de fechas muy distintas”, dijo Carlos Denton, presidente de CID Gallup.
Lo mismo habría sucedido en el caso del Tratado de Libre Comercio Centroamérica-Estados Unidos, dado que las últimas encuestas se hicieron un mes antes del referéndum de noviembre de 2007”, agregó Denton.
LA REPUBLICA intentó conocer la versión de Carlos Paniagua, presidente de Unimer en el país, pero no fue posible localizarlo en su oficina.
Hoy a pocos días de que todos los candidatos suspendan sus actividades y publicidad hay quienes creen que el PAC podría volver a repetir su tradicional “cuesta de enero”, en alusión a que en las dos pasadas campañas la agrupación experimentó considerables repuntes en el mes previo a las elecciones, incluso semanas antes.
En materia de estrategia la alianza que hizo el PAC con los partidos Alianza Patriótica e Integración Nacional podría beneficiar a Solís, así lo consideró Elma Bejarano, politóloga de la Universidad Autónoma de Centroamérica.

Ver comentarios