Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Otto Guevara: “Ya cumplí mi ciclo en el Libertario”

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 12 febrero, 2016

“Creo que he cumplido mi ciclo y que debo impulsar un relevo generacional, para que otros líderes asuman el protagonismo y se postulen para la presidencia”, dijo Otto Guevara, diputado del Libertario. Gerson Vargas/La República


Dos décadas después de iniciar su aventura política, Otto Guevara asegura que ya cumplió su ciclo en el Movimiento Libertario, por lo que desea hacerse a un lado para que otro aspirante presidencial tome la batuta en su momento.
En las pasadas dos décadas, Guevara fue cuatro veces aspirante a Zapote y dos veces diputado, además de fungir en varias ocasiones como presidente del partido liberal.
A la luz de los resultados de las elecciones de alcalde de este domingo, el político ve en retrospectiva la situación del Libertario y tajantemente considera que la crisis actual es una oportunidad para limpiar el partido de infiltrados y volver a las raíces liberales, si no se hace esa labor, habría peligro de desaparecer.

Usted señaló en estos días, “que no se repartan nada, mientras el Movimiento Libertario esté vivo”, sin embargo, le pregunto, ¿hay algo que repartir en el Movimiento Libertario?
Los otros actores políticos creen que el Libertario está muerto, pero eso no es así, ya que hay una gran cantidad de liberales en Costa Rica que no dejarán morir el partido.
Hoy día, hay muchísimos más libertarios de los que había cuando empezamos esta lucha hace 20 años, cuando apenas éramos cuatro gatos que hablaban de la apertura del mercado, de la desregulación y de la reducción del Estado, entre otros temas.
Estamos satisfechos porque nuestras ideas también han sido abrazadas por otros partidos como Liberación Nacional, que impulsó la apertura comercial.

¿Qué tan grave es la crisis en la que cayó el partido?
Las crisis son, dependiendo de cómo usted las vea, algo desastroso, o una gran oportunidad. En lo personal, yo lo veo como una oportunidad de cambio, para un relanzamiento del partido.
En las redes sociales veo muchos comentarios de personas que simpatizan con la filosofía libertaria y que nos dicen que no podemos dejar que salgan de la propuesta electoral las tesis liberales que defendemos.

¿Qué propone para que el partido salga adelante?
El Libertario es un grupo de puertas abiertas y por eso, hago un llamado al Comité Ejecutivo Nacional, para que convoque a una renovación de todas las estructuras del partido de forma anticipada.
La cachetada que recibimos el domingo es innegable, tenemos que renovarnos antes de terminar este primer semestre.
Queremos invitar a todos los costarricenses que se identifican con las ideas liberales, que se incorporen, que hagamos un relevo generacional, para airear el partido y de esta forma impulsar las ideas liberales que defendemos. Hay que volver a las raíces.
Confío en que al elegir el candidato en una convención abierta, muchas personas se acerquen y participen, para la Presidencia o diputado.

¿Se ve como candidato presidencial una vez más?
No estoy interesado en ocupar un cargo en el comité ejecutivo, ni tampoco ser asambleísta protagónico.
En cuanto a la presidencia de la República, estoy lejos de volver a postularme en un 98%. Creo que he cumplido mi ciclo y que debo impulsar un relevo generacional, para que otros líderes asuman el protagonismo y se postulen para la presidencia.
Mi rol en estos momentos es hacer una buena gestión parlamentaria, quiero presentar una oferta de política pública, que considero, es el mejor aporte que yo puedo hacerle al partido ahora.

¿A qué se refiere con regresar a las raíces?
Los resultados de las elecciones de alcalde nos dan una oportunidad extraordinaria de sacar del partido a aquellos que no son liberales y que se acercaron a él, para utilizarlo como plataforma electoral y sacar provecho sin respetar la filosofía liberal.
Esperamos que al igual que las ratas que se van cuando el barco se hunde, estas personas salgan corriendo del Movimiento Libertario.

Hay quienes desde el Movimiento Libertario se han quejado de falta de renovación y lo acusan a usted de ser culpable, ¿qué tanto crédito tienen esas acusaciones?
Nuestro partido tiene miles de dirigentes en todo el país, lo que digan algunos de ellos, no tiene mayor relevancia.
En lo personal me he concentrado en mi labor de diputado, por lo que tuve una participación marginal en esta elección.
Sin embargo, eso no es cierto, vea que estamos haciendo un llamado para que nuevos liberales se incorporen.

El 40% de los electores son jóvenes, ¿cree usted que ellos salvarán al Libertario de la crisis en la que está el partido?
Cada vez que tengo la oportunidad de conversar con jóvenes, me doy cuenta que ellos son afines a la filosofía libertaria, mucho más que las personas mayores de 50 años, que fueron socializadas y que ven con naturalidad que el Estado sea grande y protagónico.