Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Oposición calcula que PLN perderá 29 alcaldías

Esteban Arrieta [email protected] | Sábado 06 febrero, 2016

“Esperamos que al menos un 60% de los ayuntamientos sean verdiblanco, para seguir llevando el progreso al país”, dijo José María Figueres, presidente del PLN. Archivo/La República


Este domingo durante las elecciones de alcalde, los principales partidos políticos buscarán destronar a Liberación Nacional en los gobiernos locales.
Aunque es muy difícil predecir los resultados de la contienda a estas alturas, el PAC, el Frente Amplio, el PUSC, el Movimiento Libertario y otros grupos minoritarios esperan quitarles a los verdiblancos la mitad de las 59 alcaldías que hoy gobiernan.
El supuesto mal momento que vive esa agrupación tras la derrota electoral de 2014 y los escándalos de corrupción que afectaron a ese partido en el último gobierno, son las armas que utilizaron los otros partidos en la campaña para minar la credibilidad en los verdiblancos.
La importancia que les dan los partidos a las municipalidades, radica en que una buena gestión local se traduciría en una especie de trampolín para las elecciones de 2018.
En ese sentido, un partido inexperto en la función pública o que busca recobrar su credibilidad como el Frente Amplio y el PUSC, respectivamente, pueden demostrar transparencia y alejar los miedos y dudas que los rodean.
Por ejemplo, la agrupación izquierdista, dirigida por José María Villalta, pretende que a partir de febrero al menos una municipalidad por provincia esté gobernada por el Frente Amplio, mientras que el PUSC se plantea la meta de duplicar o triplicar las nueve alcaldías que hoy dirige.
En el caso del PAC, estima ganar unos 12 ayuntamientos, mientras que el Libertario desea nombrar al menos un alcalde por cada provincia.
Las metas ambiciosas de los partidos podrían chocar contra la frialdad electoral. En las últimas elecciones de alcalde realizadas en 2010, el 72% de los costarricenses no acudió a las urnas.
Para este domingo cada cantón elegirá alcaldes, regidores, síndicos y concejales de distrito, incluyendo también sus respectivos suplentes.
Por su parte, el PLN niega que vaya a ceder tanto terreno en los comicios municipales, ya que confía en su aceitada maquinaria política y en la dirigencia que se ha involucrado en estas elecciones.
En ese sentido, estiman que ganaría entre 40 y 50 alcaldías, indica José María Figueres, presidente del PLN.
Eso sí, el verdiblanco reconoce que la pérdida de terreno será inevitable para Liberación, ya que estas elecciones municipales son muy diferentes a las de hace seis años, cuando el PLN estaba en la cima de su simpatía, gracias al gobierno de Óscar Arias y a la elección de Laura Chinchilla como presidenta.