Obras en oficinas del gobierno regresan al Museo de Arte
Enviar
ARTE
Obras en oficinas del gobierno regresan al Museo de Arte

Museo de Arte Costarricense reincorporó a su colección piezas que decoraban despachos y oficinas de instituciones gubernamentales

Cerca de 200 obras de arte del Museo de Arte Costarricense, que fueron utilizadas como elementos “decorativos” en despachos y oficinas de instituciones gubernamentales, fueron reincorporadas al acopio de esa institución.
El MAC inició en mayo de 2010 un procedimiento para “llevar de vuelta a casa” piezas de su colección, que habían sido prestadas por directores anteriores del museo y que estuvieron colocadas en espacios estatales en los últimos años.
La devolución fue promovida por Florencia Urbina, actual directora del museo, quien comentó a MAGAZINE que la mayoría de las obras eran pinturas.

Entre esas piezas estaban “Broadway”, de Teodorico Quirós de 1952; “Paisaje #2”, de Ricardo Morales de 1973; “Algo por acontecer”, de Rafa Fernández de 1972; “Paisaje acuarela”, de Fabio Herrera de 1976, e “Imágenes del poder”, de José Miguel Rojas de 1988.
Todas esas obras estaban en oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
Sin embargo, también había piezas en los ministerios de Hacienda y de Planificación, entre otros.
El “préstamo” de obras del MAC a otras instituciones del Estado es una actividad que se hace desde administraciones anteriores del museo, por medio de la firma de convenios entre las entidades. Dichos documentos debían renovarse cada vez que cambiaba el director del museo.
Urbina promovió la devolución al asumir su puesto y luego de recibir llamadas de diferentes instituciones en las que se le solicitaban piezas.
Además debido a que en su opinión la colección del MAC no fue creada para “fines decorativos” sino para que la disfruten todos los costarricenses.
“Desde que llegué eran constantes las peticiones; me llamaban y decían, el canciller quiere diez obras, fulanito quiere otras diez obras; ya se tomaba por hecho que para eso era el museo”, afirmó la directora.
La jerarca del MAC señaló que en ningún momento las obras “prestadas” estuvieron en peligro de dañarse, ya que eran expertos los que las colocaban y retiraban.
“(La devolución) fue porque nuestra colección no tiene ese fin (decorativo), sino el que la máxima cantidad de costarricenses puedan verla; había lugares de esos ministerios donde las piezas no estaban a la vista de la gente”, adujo Urbina.
La directora y la junta administrativa del MAC están trabajando en la inclusión de un nuevo punto en el reglamento del museo, que prohíba el préstamo de obras en futuras administraciones.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios