Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 23 Noviembre, 2011


Los seguidores del Cartaginés “odian” al Herediano.
Si usted le pregunta a cualquier fanático del Cartaginés a cuál equipo aborrece más entre Saprissa, Alajuelense y Herediano, gana “El Team” por votación unánime.
Todo por culpa del árbitro que le anuló el gol a José Chang en la final entre heredianos y brumosos, gol que le daba al equipo de la Vieja Metrópoli el ansiado título que busca desde hace más de medio siglo.
Lo curioso de este rencor es que de aquella situación, ninguna responsabilidad tienen los jugadores rojiamarillos, ni el Club Sport Herediano como institución. El único culpable fue el silbatero, pero toda la frustración de los seguidores del equipo de las brumas se ha volcado al través de las temporadas en contra del equipo florense.
Ahora, el Cartaginés lo tiene a tiro y dispone de otra oportunidad para saldar cuentas.
Con su arrolladora victoria en Ciudad Quesada los discípulos de Jafet Soto dejaron marcada la cancha sobre cuál fue el mejor equipo en el cierre del torneo, aplastaron a los toros y se afianzaron en el primer lugar, lo que en el papel les da dos ventajas.
Jugar contra el equipo número cuatro y cerrar en el Rosabal Cordero.
Y el equipo número cuatro no es otro que el Cartaginés, de manera que el próximo domingo en el Fello Meza, toca al Herediano mostrar por qué es el favorito a ganar el título, incluso por encima de los dos tradicionales, y a los brumosos, empezar contra su enconado adversario la ruta que lo lleve a la añorada corona.
Ya van dos veces seguidas que el Cartaginés llega a las semifinales con Johnny Chávez como director técnico, pero de ahí no pasa; urge que el equipo azul se la crea y dé ese paso relevante que lo instale en la final del Invierno. Los pronósticos no le son favorables y, sin jugar los partidos claves, está señalado como el equipo con menos posibilidades de levantar la Copa.
Puede que a la tercera sea la vencida; personalmente me apasiona ese medio campo de los brumosos con Danny Fonseca, Randall Alvarado y Osman López en la contención; Eduardo Valverde, Paolo Jiménez, Pablo Brenes y José Sánchez en la creación, mucho talento para bloquear y construir, con una retaguardia muy regular, quizá la que menos variantes hizo durante el torneo: Carlos Johnson, José Villalobos, Andrés Sanabria y Joshué Salas y un tridente en ataque formado por Randall “Chiqui” Brenes, Eneas Da Conceicao y Andrés Lezcano de cuidado.
¡Vive, vive, Cartago vive!

[email protected]