Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 7 Junio, 2016

El espectacular desempeño de la Selección Nacional en el mundial brasileño nos tiene aún mareados; el comandar la clasificación en la eliminatoria a Rusia 18 nubla el análisis.
Los vaticinios de los entendidos; encuestas y sondeos previos al juego ante Paraguay, fueron unánimes en adelantar el triunfo costarricense.
La mente dictó sentencia: Paraguay es inferior a Italia, Uruguay, Inglaterra, Grecia y Holanda y ninguna de estas pudo con Costa Rica en el Mundial. ¿Entonces?
Triunfo para Costa Rica en el primer juego de la Copa América. Pero... no llegó y al no llegar nos pone contra la pared la clasificación a la siguiente ronda, a menos que los discípulos de Óscar Ramírez eleven y en mucho su fútbol.
La Sele tuvo un desempeño gris ante los guaraníes; la Tricolor depende en demasía del fútbol de Celso, Bryan y Joel y si el rival —como lo hizo Paraguay— presiona y mete pierna, limita los movimientos de las bujías criollas y si Borges y el “Capi” no funcionan, el equipo se derrite y desmorona.
El partido de hoy contra el anfitrión será complicadísimo. Estados Unidos se juega la clasificación después de una presentación espantosa frente a una Colombia que los borró del mapa. Fue una de las peores jornadas del equipo de las barras y las estrellas en los últimos años y su técnico Jurgen Klinsmann, que gana millones en su puesto se juega la cabeza.
Con sangre en el ojo, contra las cuerdas y al borde del abismo, se presenta Estados Unidos al juego contra la Tricolor, lo que obligará a los pupilos de Óscar Ramírez a elevar y en mucho su rendimiento sobre todo en la zona ofensiva, demasiado frágil y sin fantasía para romper barreras. Nos preocupa la ausencia de Kendall Waston, un bastión de la retaguardia a pesar de que por abajo, cuando lo desafían lo desbordan, pero usualmente él llega primero a la cita y por alto es muralla.
Sin Waston será difícil poner a volar a Cristian Gamboa y a la Tricolor en ofensiva le urge el apoyo de los carrileros.
Costa Rica tiene que atacar con más hombres: Gamboa, Matarrita, Celso, Ruiz, Joel y Ureña deben asociarse y atacar en grupo, de lo contrario se repetirá el nulo juego ofensivo que se presentó ante Paraguay.
Eso sí, tenemos una gran ventaja; Estados Unidos va a abrirse mucho más que Paraguay y puede que hallemos entonces, espacios de maniobra más generosos que habrá que aprovechar.