Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 12 Marzo, 2016

Ya lo dijo Carlos Watson.
Después de que Saprissa perdió con Belén, el técnico morado manifestó que se encontraba tranquilo porque los seguidores del equipo le manifestaban en la calle que el asunto se decidía al final. “Ahora nos interesa clasificar; el título se juega al final”.


Ya Javier Delgado había expresado algo similar; apenas en el primer juego del Verano y tras caer con el Uruguay de Coronado, el “Sheriff” dijo que era mejor perder al principio y no al final y cuando la Liga cedió un empate con Cartaginés después de que triunfaba 3-1, también expresó que lo prioritario es clasificar.
Solo falta Hernán Medford, técnico del Herediano. Habrá que esperar que el Team pierda algún partido, para conocer si el “Pelícano”, sostiene idéntica teoría. Primero clasificarse que la corona se empieza a definir en la semifinal.
Las declaraciones de Watson y Delgado no son buena señal para los aficionados y mucho menos para los fanáticos de los dos equipos. El fanático exige victorias siempre y quiere que su equipo gane siempre, con muchísima más razón a la hora de un clásico.
La derrota del campeón con Belén dolió mucho en las huestes moradas, no importa que con ese traspié el Monstruo no haya puesto en peligro la clasificación a la segunda fase.
En otro escenario, el León se traga a sus rivales en su jaula, golea y convence pero juega a medio graderío. Los mismos entrenadores están enviando señales, cuando al equipo no le salen las cosas, en el sentido de que no hay de qué preocuparse, porque el “verdadero campeonato” se inicia en la segunda fase.
Entonces, el Verano pierde interés y atracción en la primera fase; hoy vemos como se impone la rutina y los tres grandes encabezan la clasificación sin mayores riesgos. Belén cayó en el Fello Meza y se quedó rezagado y a Pérez Zeledón se le olvidó ganar tras un arranque arrollador.
La UCR que está jugando bien y triunfando está a ocho puntos del Saprissa que son demasiados y los brumosos están más atrás.
De manera que, mientras llega la segunda fase, el torneo se reduce a conocer el ocupante del cuarto lugar, hoy propiedad de Belén y ha crecido la expectativa en zona de descenso, porque Carmelita ha acortado distancias, ya ganó después de 22 fechas y ahora lo separan ocho puntos del penúltimo lugar en la clasificación general, donde habitan empatados, Pérez Zeledón y Uruguay. Aquí sí se encendió la mecha.