Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 8 Junio, 2015

Dos platos sabrosos la tarde de sábado.
Qué lujo que la Selección Nacional que enfrentó a Colombia, tuviera como preliminar la final de la Champions.
De los cuatro equipos en acción, el único que desentonó fue Costa Rica, muy por debajo del nivel que mostró en el Mundial de Brasil.
Barcelona no pudo ser la máquina destructora que se esperaba, en mucho por el magnífico trabajo táctico de la Juventus, pero le alcanzó y sobró para abrazar justamente la codiciada “Orejona”; el campeón de Italia se jugó un partidazo y cayó con las botas puestas y Colombia retrató ante Costa Rica, a pesar de lo escuálido de su triunfo, que es fuerte candidato a vencer en la Copa América, por la calidad de su planilla.
El famoso y publicitado tridente del Barcelona no esperó para hacer daño y apenas al minuto cuatro se combinó a su mejor estilo endiablado, para dejar que el volante croata Rakitic perforara sin misericordia a Buffon.
Cuando se esperaba la lluvia de goles del Barca, la retaguardia de la Vieja Señora sacó su casta, liderada por un Claudio Marchisio sensacional, se presionó la marca de los catalanes, surgió un Paul Pogba espectacular y se equilibró el partido.
Y Álvaro Morata empató, un gol que se gestó en una obra de arte pintada por el propio Marchisio; la Juventus apretó y se presentó la acción que pudo definir el partido. Pogba cayó dentro del área sujetado por Dani Alves y no se sancionó el supuesto penal. ¿Lo habría pitado el silbatero, si el que cae es Messi en el área contraria? Sin duda que sí.
Esta dudosa acción que pudo darle a la Juve la ventaja, se antepuso a otra jugada en que el mismo Pogba fue objeto de falta, no se sancionó y ahí en fulminante acción, Messi montó el contraataque que cerró Luis Suárez en los cordeles.
El soberano de España pasó a jugar con su habitual vértigo; a Neymar le anularon un gol legítimo, pero luego el brasileño halló su premio cuando cruzó el 3-1, con una Vieja Señora abierta en procura de un 2-2 que no se observaba distante.
Triplete para el Barcelona, Luiz Enrique reedita los éxitos de Pep Guardiola y el monarca de Italia sale vencido con las botas puestas.
Colombia es candidato firme a conquistar la Copa América; su nómina es exquisita y su técnico Pekerman, repleto de créditos y nuestra Selección Nacional, merecedora de un comentario en nuestra Nota de mañana.

[email protected]