Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 18 Diciembre, 2013

Óscar Ramírez dijo al final del partido que ¡Así son las finales!
Suponemos que se refería exclusivamente a las del fútbol costarricense porque en otros campeonatos se juegan como en México.
Taco a taco, abiertas y que gane el mejor, eso sí, el mejor jugando al fútbol y no el mejor en cálculos mezquinos.
Tendremos que rogarle a San Pancracio que en el Rosabal Cordero, uno de los equipos meta un gol temprano para ver si acaso vemos fútbol.
El clasicazo reciente que terminó 4-4 y que por lo actuado en el cierre del torneo resultó irrepetible, fue dramático porque la Liga metió dos goles seguidos y obligó a la reacción morada que fue instantánea.
Es fácil deducir entonces que si el pasado lunes, tanto Alajuelense como Herediano meten un gol, digamos que en el primer tiempo, el libreto del partido varía.
Pero esos larguísimos ceros a ceros son una aberración.
El juego de ida de la final fue contundente en mostrar las ideas de los dos entrenadores.
Alajuelense jugó idéntico que contra Saprissa, solo que en esta oportunidad nadie metió la “jupa” para desviar a la red un tiro libre o de esquina, principal y casi único argumento ofensivo de los manudos.
Herediano se aseguró en retaguardia, no metiendo más hombres, sino ordenando una concentración total y no regalar un milímetro de territorio. El trabajo defensivo de los campeones rayó en lo perfecto, a no ser un par de despistes de Francis y las torpes faltas de Myrie.
En el papel el 0-0 parece favorecer al Team, aunque nosotros no lo vemos tan así; con todo el respeto para los otros clubes, la Liga no se asemeja a ninguno de ellos y no se va a asustar en el Rosabal Cordero. Van a resguardar el marco de Pemberton con la misma eficiencia de siempre y además, se nota a la legua cómo perjudica a los ahora locales la ausencia del Mambo.
Ahora, eso que dicen los jugadores manudos de que en Heredia los anfitriones se tienen que abrir y buscar los goles y ellos aprovecharán los espacios, es pura telenovela.
El Macho va a jugar igual y la única manera de que el guion del juego varíe y se anime a la clientela, es con un gol ojalá temprano de cualquiera de los contendientes.
Y por favor, jugadores, aprendan lecciones ejemplares.
El León le ganó al América 2-0 en la ida y se puso 1-0 en la vuelta; no vimos a un solo jugador esmeralda perder un minuto de tiempo con un global parcial de 3-0 en la final.
¡Eso sí es fútbol!

[email protected]