Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 16 Agosto, 2017

Extraño comportamiento de Guadalupe en el Apertura

El primer partido de Guadalupe en la primera división fue muy bueno; le tocó enfrentar al campeón nacional Herediano en el Rosabal Cordero y pocos daban un centavo por el antiguo Belén, ahora dirigido por Luis Fernando Fallas, un técnico singular, con métodos muy propios para planificar la estrategia de sus discípulos.
Recordemos que los guadalupanos se quedaron con diez hombres desde finales del primer tiempo, cuando le expulsaron a Jason Prendas y a pesar de la desventaja numérica, el equipo se le paró al monarca y lo dejó en cero.
Entonces, sorprende que un equipo que le hace tan buen partido al campeón nacional, se derrumbe en los dos juegos siguientes y caiga goleado por dos clubes, se supone de menor calibre que el Team. Grecia les clava 3-0 a los guadalupanos y Liberia les receta un 4-1. Extraño el comportamiento del equipo.
Como somos viejos habitantes en el barrio del fútbol costarricense, usualmente —y no queremos afirmar que esto se puede dar hoy a lo interno del cuadro guadalupano—, cuando un equipo se derrumba de un momento a otro es por algo interno en la institución, que normalmente tiene que ver con atrasos en el pago de los salarios y otras yerbas monetarias.
De un pronto a otro un equipo que arrancó bien o que va bien en el desarrollo del campeonato, se cae, empieza a tambalearse, a dejar puntos regados en todos los escenarios y luego, al rato, muchas fechas después, sale a la luz que la dirigencia los tiene atrasados en los pagos.
Recordemos que el hombre banda de Belén, el que hacía y deshacía con poderes omnipotentes, Olman Vega, dejó al club, que pasó en lo administrativo a otras manos. Pocos conocen si este Guadalupe de hoy, tiene algo que ver en lo administrativo con el Belén de ayer, que era controlado en la parte gerencial por empresarios mexicanos. Igual se desconoce si el Herediano mantiene algún ligamen con este Guadalupe, como sí lo tenía con los belemitas.
Por el bienestar de los jugadores y el cuerpo técnico de Guadalupe, ojalá que ese par de tropiezos en el Apertura se resuman a un bajón de juego en lo futbolístico, que las finanzas del club estén sanas y los pagos al día.
Sería muy desagradable que apenas en la cuarta fecha del torneo, se presente uno de los 12 equipos en brega con problemas administrativos graves. Veremos cómo reacciona Guadalupe en su juego de la quinta jornada, cuando reciba al Alajuelense.

[email protected]