Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 15 Julio, 2017

Los morados califican al “Machillo” de argollero

Oakland, California
Escribo sin conocer el resultado del juego entre Costa Rica y Guayana Francesa. Ojalá que hayamos triunfado y que si jugó finalmente Ariel Rodríguez le haya ido bien en su viejo romance con los cordeles.
Terminado el partido entre la Selección Nacional y Canadá, le llovió tieso y parejo a Óscar Ramírez.
Algunos fanáticos del Deportivo Saprissa, lo siguen calificando de argollero con jugadores que vistieron el uniforme rojinegro y tuvieron la paciencia de irlos contando para afirmar que frente a los canadienses, terminaron jugando siete futbolistas rojinegros: Pemberton, Salvatierra, Pipo González, Acosta, Kenner Gutiérrez, Bryan Ruiz y Marco Ureña.
O sea que para los detractores del Machillo, en la Copa Oro está jugado el Alajuelense reforzado y eso no les agrada. Quizá por eso piden a gritos a Ariel para que sustituya a Ureña y asunto resuelto. ¡Qué fácil!
Los que son seguidores de la Liga, poco a poco se han ido acostumbrando a la manera tan singular de entrenar y de alinear del “Macho”. Cuando fue técnico de los manudos soportó cuestionamientos y críticas a su trabajo y respondió con títulos. Cuidado y los detractores del actual técnico de la Tricolor no se llevan una sorpresa y el estratega responda al aluvión de señalamientos con la corona del evento.
No nos interesa convertirnos en defensores de oficio de Óscar Ramírez, pero por ahora y sin saber cómo quedó la Tricolor ante los “guayanos galos”, me queda la impresión de que la Selección Nacional mejoró en sus dos presentaciones en Copa Oro ante Honduras y Canadá, con relación a sus dos últimos juegos de la hexagonal frente a Trinidad y Tobago y Panamá. Curiosamente, leímos algunas crónicas del juego frente a los canadienses y parecía que el equipo que terminó arrinconando al otro y que hizo 16 remates directos a puerta fue el de Canadá y que Costa Rica terminó pidiendo tiempo. Personalmente lo apreciamos al revés.
Lamentablemente los propios costarricenses estamos construyendo un entorno negativo alrededor de la Tricolor, un equipo que debe mejorar mucho, que suma varios yerros y defectos, pero que no es tan mediocre como lo quieren pintar muchos de los “nuestros”.
[email protected]