Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 26 Noviembre, 2016

La Liga obligada a frenar al campeón: ahora o nunca

Alajuelense debuta en la cuadrangular final contra el Herediano; los campeones arrancaron con el pie derecho y apalearon al Santos, que por su parte espera al Saprissa ahora en el Fello Meza. Los guapileños son gitanos y caminan de tierra en tierra al vaivén de los horarios que disponga el canal de la televisión que los patrocina.
Hernán Medford le paró a Johnny Chávez una formación 5-3-2 que avasalló la retaguardia santista y la aniquiló en solo 45 minutos. Como detalle curioso, de las cinco anotaciones, solo una fue de un delantero: Yendrick Ruiz; anotaron los dos volantes centrales Óscar Esteban Granados y Randall Azofeifa y los defensores, Gerson Torres y Pablo Salazar.


Probablemente “El Pelícano” repita la formación ante el Alajuelense, aunque con la nómina estelar de los monarcas, puede darse alguna variante que nadie la va a resentir .
Guilherme Farinha cerró la temporada en su primera fase con un arriesgado planteamiento táctico basado en un 4-3-3; una retaguardia liderada por el nuevo capitán, Michael Umaña, con los laterales José Salvatierra y Christopher Meneses y Jamesson Scott en el centro.
En el medio campo Luis Miguel Valle y Jorge Claros con Allen Guevara y el tridente de ataque con Ortiz, McDonald y Woodly. Es una formación de tintes ofensivos que obliga a que la cobija no se corte ni en las piernas ni en la cabeza del equipo, de ahí el equilibrio que debe darle al juego la cintura que forman Valle y el catracho Claros.
La Liga está obligada a cortar temprano y de tajo una fuga temprana del Team en la clasificación y no existe mejor momento de ejecutarlo que ahora. Una derrota del León, combinada con el segundo triunfo al hilo del campeón, terminaría de enfriar a la fanaticada rojinegra, de por sí bien resfriada desde hace mucho rato.
También debuta en la cuadrangular el Saprissa, el equipo que amarró los honores en la fase de clasificación, liderando todos los departamentos y asegurándose un lugar en la final del Invierno. Desde luego que el Monstruo es favorito en su partido ante el Santos, un equipo que después de eliminar al Cartaginés, se desplomó contra el campeón y que se presenta en el Fello Meza con rostro de incógnita.
¿Resucitarán los guapileños como Lázaro o cavarán un pozo más profundo en el precipicio del fracaso?