Enviar

No se ponga en la mira de un despido

Ser positivo, cuidar los bienes de la empresa y esforzarse por sacar las tareas diarias son elementos que sus jefes valorarán siempre de su labor
Siempre se ha dicho que en una empresa nadie es indispensable, sin embargo existen valores y actitudes que pueden hacer que un empleado mantenga su puesto incluso en momentos difíciles.
Ser positivo y pensar como líder en aspectos como preocuparse por el equipo de trabajo y los objetivos de la compañía, son elementos claves que le permitirán tal vez no ser indispensable pero sí necesario.
La clave para muchos está en dar la “milla extra”, en plantearse el reto constante de entregar más de lo que se espera.
Humberto Quirós, experto en recursos humanos, considera que para ser una pieza indispensable se debe tener presente que cada día representa una oportunidad y amanecer con trabajo debe retar a dar a ese día lo mejor de cada uno.
Las compañías también valoran en un empleado el ser proactivo, la honestidad, que se brinden soluciones prácticas ante los problemas, tener actitud positiva y mantener una buena imagen, a criterio de Gabriela Campos, máster en psicología organizacional.
“Es bueno asumir funciones que no nos correspondan para ir un paso más adelante, colaborar si tenemos algún tiempo libre, de esta manera siempre nos echarán de menos y en caso de un recorte de personal esta persona será la que menos tomarán en cuenta ya que realiza múltiples tareas y con una sonrisa”, comentó.
Además de esto, el sitio excelle.monster.com recomienda “cuidarse la espalda”; por ejemplo, si usted es de esas personas que pasan mucho tiempo en la redes sociales en el trabajo es mejor que lo evite, ya que aunque crea que su jefe no lo ve puede que le esté prestando más atención de lo que usted piensa.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios