Enviar
Niños: inversión a largo plazo
 
El factor económico es crucial en muchos casos a la hora de definir cuántos hijos se quiere tener
 
Melissa González
 
Traer hijos al mundo es una decisión que cada vez se cuestiona más.
Factores de la sociedad actual han condicionado a las parejas a pensar no solo cuándo tenerlos, sino también cuántos.
Una encuesta reciente realizada por Fight Crime: Invest in Kid, obtuvo como conclusiones que una de cada cinco mujeres en Estados Unidos decide no tener hijos o retrasar sus planes de crear una familia debido a los altos costos que supone criar y educar a los niños.
En Costa Rica este fenómeno puede ser una de las causas de la gran disminución de nacimientos en los últimos años.
“El número de hijos en promedio con el cual las mujeres terminan su periodo de vida fértil pasó de 7,3 en 1960 a cinco en 1970, década en que la baja fue más sensible, producto en parte a los programas de planificación familiar, la que se inicia primero en clínicas privadas en clases altas de San José y luego la retoma el Estado como política nacional”, expresó Jorge Barquero, demógrafo del Centro Centroamericano de Población (CCP) de la Universidad de Costa Rica.
En los años 80 se pasó a tener en promedio 3,5 hijos, posteriormente en la década de los 90, según los estudios, el promedio fue de tres y en 2002 se alcanzó uno de 2,1.
“La última estimación, realizada en 2006, tiene como promedio 1,9, es decir que por pareja la tendencia es tener dos hijos”, comentó Barquero.
“La baja de fecundidad es producto de un proceso de modernización de la economía y la cultura, que hace incompatible los cambios de la sociedad con familias muy grandes”, comentó.
Entre estos cambios en la sociedad está el acceso de las mujeres a la educación y al mercado laboral, lo que según el experto hace que en términos de modernización cambien las pautas, los valores y patrones culturales.
“Esto hace que el valor mismo del matrimonio y maternidad vaya perdiendo fuerza y dé cabida a otros valores como el desarrollo personal, adquisición de un título o, dependiendo del estatus, la necesidad de contribuir al ingreso familiar”, agregó.
 
 
Razones 
Según el psicólogo Luis Diego González, además del factor económico, existen otras razones que han hecho que las familias tengan cada vez menos hijos:
 
El dinero
Existen muchas razones sociales. En primer lugar se debe hablar del factor económico, ya que en la actualidad se vive el paradigma de que los dos integrantes de la pareja deben trabajar para subsidiar las cuentas de un hijo, que es una gran inversión económica.
 
La publicidad
Otro factor que incide y lleva a las parejas a sentir temor. Incluso se puede ver en la publicidad que se hace énfasis en cómo evitarlos, pero no en cómo criarlos bien.
 
La diversión
Algunas veces la gente se ha estigmatizado mucho en ser padres y olvidan su derecho a serlo, creen que cuando tengan hijos se les acaba la diversión. Existe una serie de mitos que no son del todo ciertos. La pareja no debe dejar de serlo para ser padres, se debe dar un balance entre existencia de esposos y padres.
Si bien es cierto la pareja necesita un tiempo para acoplarse, es mentira que cuando nacen los hijos se acaba la luna de miel.
 
La privacidad
Culturalmente las personas son bombardeadas con pensamientos negativos, por ejemplo que si tienen hijos pierden su privacidad. Todo depende del manejo del tiempo que haga cada pareja, ante eso es sano que esta tenga hijos por el motivo adecuado y no por otros como para unirse o complacer a los padres.
El materialismo
La sociedad altamente materialista ha promovido que muchas personas vivan en función de una carrera, una cuenta de banco, o una posesión. Por ello en algunas personas se ha perdido el proyecto de ser padres o de formar una familia.
Ver comentarios