Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NACIONALES


Muere a cuentagotas Alianza en el Congreso

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 16 mayo, 2012



Por negociación de agenda entre PUSC y Gobierno
Muere a cuentagotas Alianza en el Congreso

Movimiento Libertario, Frente Amplio y Acción Ciudadana se mantienen en bloque opositor

A cuentagotas muere la Alianza por Costa Rica en el Congreso.
El bloque opositor que se integró el año pasado en Cuesta de Moras, para quitarle el control de la Asamblea al oficialista Liberación Nacional (PLN), quedó ayer prácticamente muerto y enterrado.
Esto, porque la Unidad Social Cristiana (PUSC) les dio la espalda a las otras fracciones, para negociar con los verdiblancos.
La incapacidad de lograr acuerdos dentro de la Alianza, fue la razón que dio Luis Fishman, jefe de los socialcristianos, para negociar con el Gobierno.
Además de una nutrida lista de proyectos que se comprometieron a impulsar las dos fracciones, se acordó realizar una investigación legislativa sobre la construcción de la trocha aledaña a la vía fronteriza con Nicaragua, así como un análisis referente a las consultorías en la función pública.
Entre las iniciativas que esos dos partidos se comprometieron a empujar, se encuentran el proyecto de transparencia fiscal, la ley de manejo eficiente de las finanzas públicas, la reforma a la ley de tránsito, los impuestos a los casinos y hasta una reforma integral al reglamento legislativo.
“Para nosotros es fundamental el tema ética y hemos recibido con mucho beneplácito que el Gobierno haya acogido nuestras propuestas para crear esas comisiones de investigación. La decisión de negociar con el Gobierno, se debe a que efectivamente nos ha costado mucho llegar a acuerdos en la Alianza por Costa Rica, mientras que con el PLN se pueden impulsar proyectos comunes”, indicó Fishman.
A pesar de que la negociación con los verdiblancos es un claro alejamiento del bloque opositor, los socialcristianos sostienen que aún se encuentran dentro de la Alianza, lo que puede ser considerado una especie de “salida elegante”.
Esto, porque es poco probable que exista confianza en los rojiazules de ahora en adelante, por parte de las bancadas de oposición que aún son parte del bloque.
En ese sentido, recordaron que en el pasado el Movimiento Libertario y el Partido Acción Ciudadana (PAC) también tuvieron acuerdos con el oficialismo y que eso, no evitó que fueran parte del bloque opositor.
Por otra parte, Fishman negó que la negociación entre el PUSC y el PLN incluya la repartición de puestos en el directorio y en las comisiones para 2013, pues desde ayer “renunciamos a esa posibilidad completamente”.
Tras un año de ocupar la Presidencia del Congreso y el resto de los puestos en el directorio legislativo, la Alianza empezó a desintegrarse a finales de abril.
Las diferencias entre sus integrantes y la incapacidad de ponerse de acuerdo en una agenda común, hicieron que el bloque opositor no pudiera seguir.
Primero, fueron los cuatro legisladores del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) los que se separaron de la oposición.
A una semana de la elección del Presidente del Congreso, el PASE negoció con el PLN los puestos en el directorio y en las comisiones.
Tras ese fuerte golpe, ayer la Alianza por Costa Rica fue herida nuevamente, pero esta vez casi de forma fatal.
Ya solo quedan tres grupos en el bloque, quienes tras conocer la noticia, trataron de bajarle el tono a la situación. Se trata de los libertarios, el PAC y el Frente Amplio.
“Es claro que no se fortalece la Alianza, lo que cambian son las condiciones. No creo que nos estemos debilitando. Nuestra bancada seguirá trabajando en pro de la Alianza, nos reuniremos con todos los partidos”, dijo Yolanda Acuña, líder del PAC.
Mientras tanto, los libertarios manifestaron que lo acontecido es parte de la dinámica legislativa y que no debería sorprender.

Esteban Arrieta
[email protected]